vehículo

El Mercury Sable 2003 plata solo sufrió daños menores, dijo el Departamento de Policía de Port St. Lucie. / Twitter

Un perro activó la reversa de un vehículo y avanzó en círculos durante una hora

El incidente no provocó daños mayores, salvo por un buzón que fue golpeado por el automóvil

26 de noviembre de 2019 11:29 am

Por: INDICEPR

Un perro labrador negro llamado Max, puso accidentalmente en reversa el automóvil de su dueño y condujo en círculos durante una hora, estrellándose en el buzón de un vecino antes de que aparecieran los policías.

El percance ocurrió en Port St. Lucie, Florida, cuando el dueño de un vehículo Mercury Sable 2003 plateado dio un giro equivocado y salió a ver algo que vio en la calle, por lo que dejó el automóvil en marcha y a su gran perro negro, Max, quien golpeó la palanca de cambios y puso el auto en reversa.

Según información de WPBF, afiliada local de CNN, Anne Sabol, residente de Port St. Lucie, comentó que en un inicio no estaba segura de por qué alguien estaba haciendo círculos inversos en el callejón sin salida de su vecindario.

"Miré por la ventana y noté que la policía estaba allí afuera y luego vi que el automóvil iba hacia atrás en un círculo", dijo. “Había un perro allí todo el tiempo”.

"Estuvo sucediendo durante aproximadamente una hora", agregó otro vecino, quien vive en Chestnut Lane frente al callejón sin salida. "Estaba girando y girando y girando en un círculo perfecto”, según detalló a Sun-Sentinel.

"Al principio pensé que había visto a alguien retrocediendo, pero luego continuaron y dije: 'OK, ¿qué están haciendo?'", agregó.

Posteriormente llegaron los policías y miembros del Departamento de Bomberos. Las autoridades observaron desde la distancia cómo el perro que conducía hacía círculos.

Finalmente, el vehículo golpeó un buzón y algunos botes de basura, lo que hizo que el automóvil bajara su velocidad lo suficiente como para que las autoridades pudieran abrir la puerta.

"Esto se está volviendo extraño”, recordó haber pensado en ese momento Sabol.

Nadie resultó herido, salvo el buzón, que el dueño del perro prometió arreglar. Y el Mercury Sable 2003 plata solo sufrió daños menores, dijo el Departamento de Policía de Port St. Lucie, quien también dijo en una declaración que Max estaba "bien, saludable y feliz".

"Fue una pequeña situación bastante divertida. Me alegró el día, obviamente”, dijo Sabol. "Deberían darle una licencia a ese perro. Conduce mejor que algunas personas que he visto en las carreteras aquí".

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x