pintura

Esta pintura se convirtió en el cuadro medieval más caro vendido en el mundo. / AP

Subastan en más de $26 millones una extraña pintura hallada en una cocina

Pertenecía a una anciana francesa que no recuerda desde cuándo la tenía ni cómo llegó a ella

28 de octubre de 2019 10:31 am

Por: INDICEPR

Una pintura de finales del siglo XIII, obra del artista del Prerrenacimiento italiano, Cimabue, fue subastada en $26.6 millones este domingo.

La obra, denominada “El Cristo Burlado”, fue encontrada por casualidad hace unas semanas en la cocina de una anciana en Francia, quien, además, no recordaba desde cuándo la tenía ni cómo llegó ahí.

La mujer tenía ese cuadro colgado cerca de una hornilla en su cocina, sin sospechar que se trataba de una obra muy importante, según reveló el diario británico Daily Mail. Fue a partir de una mudanza que decidió contactar a un subastador local creyendo que se trataba simplemente de un icono religioso de cierta antigüedad, pero después de los análisis y comparaciones pertinentes, se certificó su autenticidad.

Con su venta, la pintura se convirtió en el cuadro medieval más caro vendido en el mundo, y también en la séptima obra clásica más cara vendida a nivel internacional, después del Salvator Mundi de Leonardo da Vinci, de La matanza de los inocentes de Rubens, de un Pontormo, un Rembrandt, un Rafael y un Canaletto”.

Además, la casa de subastas Acteón reveló que entre los ocho pujadores interesados en adquirir la pintura había algunos museos, pero no dio a conocer la identidad de quien finalmente la obtuvo.

Sin embargo, el periódico Le Figaro informó que detrás de la adquisición se encontraría el matrimonio de coleccionistas chilenos Álvaro Saieh Bendeck y Ana Guzmán Ahnfelt. “El Cristo burlado fue a parar a un hombre con gafas y cabellera nutrida, sentado en primera fila, quien estaba pegado al teléfono y se marchó rápidamente acompañado de un guardaespaldas", indicó el diario francés.

Esta obra, pintada sobre madera de álamo y con un tamaño de 10 x 7.8 pulgadas, formaba parte de una serie de paneles en los que el artista prerrenacentista plasmó escenas de la pasión de Cristo.

Hasta su hallazgo se conocían dos de esas escenas, una Flagelación de Cristo, conservada en la colección Frick de Nueva York, y una imagen de la Virgen que está en la National Gallery de Londres.

En un principio, la obra fue valorada entre $4 y $6 millones, pero finalmente, en la subasta, se alcanzó la cifra de $26.6 millones.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x