En total, 11 personas de la misma familia, entre ellas primos, hermanas y hermanos protagonizaron 23 bodas y divorcios ficticios antes de ser descubiertos. (Shutterstock)

En total, 11 personas de la misma familia, entre ellas primos, hermanas y hermanos protagonizaron 23 bodas y divorcios ficticios antes de ser descubiertos. / Shutterstock

Once miembros de una familia se casan y se divorcian 23 veces

El grupo familiar buscó estafar al Estado chino. Su fin era tener una casa gratis

26 de septiembre de 2019 04:43 pm

Por: INDICE PR

Parece el argumento de una comedia de Hollywood, aunque las autoridades chinas no pensaron lo mismo al descubrir la estafa de la que estaba siendo víctima el Estado. Once miembros de una familia china se casaron y se divorciaron entre ellos 23 veces en un mes con el objetivo de obtener del gobierno una vivienda gratuita.

Según publica el diario local Zhejiang News, una parte de los habitantes de Feijichangjiao, un pueblo de la provincia de Zhejiang, al este de China, tenía que abandonar sus casas, debido a las grandes obras públicas que iban a realizarse en la localidad.

Pero para recompensar a los ciudadanos afectados por los desalojos, las autoridades estatales habían anunciado que entregarían de forma gratuita un nuevo apartamento de 40 metros cuadrados (430 pies cuadrados) a cualquier persona que estuviese anotada en el registro civil de la zona.

Según consigna Zhejiang News, un ciudadano identificado como Señor Pan fue el iniciador de una trama que tenía como objetivo no perder la oportunidad de obtener una nueva vivienda.

Para ello, Pan se acercó de nuevo a su exesposa, que tenía residencia en el pueblo, según el diario Global Times. Y en menos de una semana, se casaron por segunda vez. De esta forma el señor Pan pudo también obtener un certificado de residencia, válido incluso después de un divorcio.

Pero el sistema ideado por Pan se propagó con éxito entre sus familiares. De esta manera, otros miembros de su familia se beneficiaron con la medida del Estado y en menos de 15 días se casó y se divorció de su cuñada y de la hermana de ésta.

Por su parte, la exmujer del señor Pan también formó parte de la estafa cuando decidió a contraer matrimonio con otro exmarido. A medida que los miembro de la familia que se sumaba al plan, incrementaba también el número de pies cuadrados de compensación.

En total, 11 personas de la misma familia, entre ellas primos, hermanas y hermanos protagonizaron 23 bodas y divorcios ficticios antes de ser descubiertos según informaron las autoridades a la prensa china.

Cuatro miembros de la familia fueron detenidos, mientras que los otros siete sospechosos fueron puestos en libertad bajo fianza en espera de un juicio. Todos los sospechosos mostraron su "arrepentimiento".

Cuando fue interrogado por la Policía, el padre de Pan, quien había sido parte de los falsos matrimonios, dijo que había asumido que las acciones de la familia eran legítimas ya que no habían violado la ley de matrimonio de China. "Al hacer esto, solo estábamos tratando de obtener más compensación", dijo el anciano Pan a la Policía.

Liu Chen, el oficial de Policía que dirige la investigación, dijo que las acciones de la familia son sin duda ilegales. "Fingir matrimonios y divorcios para obtener ilegalmente más compensación es un delito de fraude".

Según el abogado Tan Kai, especialista en la ley de matrimonios de China, el hecho de que una persona siga una ley no significa que no esté violando otra. "La familia solía tener una vía legal para lograr un fin ilegal", dijo Tan al medio chino Sixth Tone. "La ley de matrimonio no prohíbe los matrimonios y divorcios, pero en este caso, la familia utilizó los matrimonios y divorcios como un medio para cometer fraude. Si bien no violaron la ley de matrimonio, actuaron en contra de la ley penal".

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x