carton

Olivier Grossetête utiliza 23,000 cajas de cartón para construir sus edificios. / olivier-grossetete.com

Este artista crea ciudades utilizando 23,000 cajas de cartón

El francés Olivier Grossetête construye, junto a miles de voluntarios, monumentos y edificios efímeros de cartón

25 de julio de 2019 01:38 pm

Por: INDICEPR

Durante el verano francés, el arte contemporáneo se toma las calles de la ciudad Le Havre (noroeste) y juega con la la arquitectura de la ciudad.

Es allí donde el artista plástico Olivier Grossetête se toma esta ciudad y construye sus creaciones: monumentos efímeros de cartón.

El trabajo de Grossetête se encuentra a mitad de camino entre arquitectura y performance colectiva, y es algo que a él le gusta referirse con la expresión “mover montañas”. Los miles de participante utilizan unas 23,000 cajas de cartón e incalculables cantidades de cinta adhesiva para realizar esta obra colectiva.

Después de varios días de construcción, la ciudad del cartón, conformada por 14 edificios de media tonelada cada uno, queda finalmente terminada. Algunas construcciones superan los 27 metros (88.5 pies) y son tan altas como los edificios de concreto que las rodean.

La singular exposición forma parte de lo que se conoce como la muestra artística “Un Verano en Le Havre”. Un espacio en donde se invita a grandes artistas a transformar la ciudad en un enorme terreno de juegos y a expresar su arte en el espacio público.

"Es un trabajo fascinante, porque te sientes como un arquitecto. Yo tengo hijos y de niño jugaba mucho con cajas de cartón, porque pueden convertirse en lo que quieras: un auto, un barco o un avión", explica el artista, a quien le tomó varios meses diseñar su ciudad de cartón.

Este francés ya ha construido varias obras efímeras en diferentes partes del mundo, como en Valparaiso (Chile) Manchester (Inglaterra) o Glasgow (Escocia). El objetivo en común de sus trabajos es la "experiencia de construir juntos".

La experiencia artística finaliza con la demolición de los edificios, ya que el artista asegura que una ciudad de cartón debe ser efímera. "Es divertido ver a la gente gritar, reír y disfrutar, también en el momento de la demolición. No hay por qué lamentarse, las próximas construcciones no tardarán en llegar", concluye Grossetête.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x