Abuelo adoptado

Jorge del Carmen Aguilera dijo que no es jubilado, ni recibe ningún tipo de pensión. / YouTube

Un anciano vivió en un auto abandonado, pero su suerte cambió cuando una familia lo "adoptó"

A pesar de no contar con los recursos suficientes, un matrimonio le ofreció su casa y comida al hombre de 70 años

15 de marzo de 2019 03:41 pm

Por: Por INDICEPR

Jorge del Carmen Aguilera es un hombre de 70 años que ante la falta de recursos tuvo que vivir por mucho tiempo en un auto abandonado, pero su vida cambió al conocer a una humilde pareja que al ver su precaria situación, no dudó en brindarle su casa.

Aguilera pasó muchos tiempo viviendo en el auto que encontró abandonado y al no contar con dinero, ni con familia que lo apoyara, decidió hacer del vehículo su propia casa.

Pero su suerte cambió al conocer Romina y Martín, un humilde matrimonio que tiene dos hijos, que le ofreció un techo donde vivir y además la comida nunca falta.

Y es que en el auto, el hombre vivía en condiciones precarias, padeció, calor, frío, incluso las lluvias. Sin contar que en ocasiones no tenía nada que comer.

“Estoy muy contento. Poca gente hace lo que ellos hicieron por mí. Acá me siento más seguro”, declaró el anciano al diario local El Tiempo de San Juan.

El anciano es originario de Chile, pero hace 30 años abandonó su país y se fue a vivir a Argentina, específicamente a San Juan, en el departamento de Rawson.

Decidió quedarse en Argentina, luego de que toda su familia emigrara a Europa. No dijo el motivo.

Durante muchos años trabajó en el campo, cosechando cebolla, con el tiempo aprendió a manejar un montacarga, oficio en el que se desempeñó hasta hace 10 años, ya que por su edad no podía seguir laborando de esa manera.

Después conoció a una mujer con la que vivió un tiempo, pero tras terminar su relación, él se quedó en la calle.

Aguilera asegura que tras dejar su trabajo no recibió ningún tipo de compensación y además tampoco recibe pensión, ni es jubilado. Así que se vio obligado a vivir en las calles.

Encontró un auto abandonado en Villa Hipódromo, donde vivió hasta hace tres semanas, ya que en ese momento conoció al humilde matrimonio que a pesar de no tener mucho dinero le ofreció llevarlo a su casa, donde además le dan sus tres comidas al día.

"Cómo puedo negarle un plato de comida, pese a que nuestra situación es crítica. Nosotros ayudamos en lo que podemos, no sabemos qué puede pasar con uno el día de mañana", dijo Romina.

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x