Escuturas gigantes

Las esculturas de hicieron a mano con madera de árboles caídos. / EFE

Esculturas gigantes de unos duendes invaden los bosques de Dinamarca

Las enormes piezas se esconden entre los árboles o debajo de un puente

03 de septiembre de 2018 03:31 pm

Por: EFE

En una nueva versión de “la búsqueda del tesoro”, personas de todas las edades andan a la caza de seres escondidos en el bosque. El artista danés Thomas Dambo es el creador de esos seis gigantes bonachones de madera reciclada sobre los que se puede trepar y caminar. Las esculturas están a las afueras de Copenhague, en los municipios de Rødovre, Hvidovre, Vallensbæk, Ishøj, Albert-slund y Høje-Taastrup.

Uno de los gigantes con larga cabellera está sentado al sol sobre la ladera de una colina; otro se encuentra recostado a la sombra de un bosque montañoso; y un tercero se halla de pie asiendo dos árboles.

 El cuarto de ellos duerme de costado en la espesura; del quinto se aprecia su torso y cabeza con barba emergiendo de la tierra; y el sexto está debajo de un puente.

Las criaturas, cuidadosamente fabricadas a mano con madera de árboles caídos, palés rotos y edificios derribados, e instaladas en armonía con elementos del entorno en lugares alejados del paso del público, se llaman ‘Hill top Trine’, ‘Thomas on the mountain’, ‘Little Tilde’, ‘Sleeping Louis’, ‘Teddy friendly’ y ‘Oscar under the bridge’, respectivamente.

Cada uno tiene su chiste. Algunos esconden riquezas con las que los visitantes pueden interactuar. ‘Little Tilde’ (pequeño Tilde) aloja pajareras dentro de su vientre; la mano elevada de ‘Hill Top Trine’ (Trine en la cima de la colina) sirve de mirador; y ‘Sleeping Louis’ (Luis el durmiente) tiene su boca abierta por la que se puede entrar y jugar en su interior.

Obra perfecta para turistas inquietos

El éxito de esta iniciativa ha sido tan grande que la búsqueda de ‘Los seis Gigantes Olvidados’ y esparcidos por exuberantes bosques, prados y aguas tranquilas, es recomendada por la oficina de turismo de Copenhague como una actividad “perfecta para familias que quieren ir más allá de las atracciones turísticas habituales y disfrutar de la naturaleza”.

Dambo optó por instalar estas altas y extravagantes esculturas en escenarios naturales fuera de los caminos trillados para que los lugareños puedan descubrirlas y disfrutar de la naturaleza. Los turistas también están invitados a encontrar el camino hacia estas obras, como parte del atractivo, explican en Visit Copenhague. (www.visitcopenhagen.com).

Esta oficina de turismo explica que, para efectuar el circuito por los suburbios de la capital danesa, hay que desplazarse en coche, y que este viaje puede combinarse con una visita al Museo de Arte Moderno de Arken, cercano a la escultura ‘Oscar under the bridge’(Oscar debajo del puente), situada en la costa de Ishøj.

Para dar con los gigantes escondidos, los visitantes disponen de un mapa similar a los utilizados en el juego de la búsqueda del tesoro, con algunas pistas sobre su escondite.

Estas obras, llevan los nombres de algunos de los voluntarios que las construyeron junto con Dambo, y cada una de ellas requirió dos semanas de preparación en el taller y una semana para ser instalada en el lugar.

Pueden visitarse en un día, viajando en coche o en bicicleta.

El objetivo de estos gigantes “en medio de la nada” es estimular la curiosidad de la gente y darles la ocasión de disfrutar de la naturaleza que hay alrededor de la ciudad.

“El proceso de diseño de los seis gigantes y de mis esculturas en general empieza inspirándome en la ubicación y los materiales”, explica el artista que ronda los 40 años de edad y crea distintas instalaciones solo con madera, plásticos y metales reciclados en su taller-escuela ubicado en Copenhague.

“Trato de hacer que las obras artísticas parezcan más vivas haciéndolas parte del ambiente”, explica Dambo.

El artista eligió las localizaciones de los gigantes explorando los suburbios en bicicleta, preguntando a muchas personas, pidiendo información a sus seguidores en Facebook y visitando las zonas verdes observadas en Google Maps.

Sobre el por qué convirtió estos seis enormes amigos en un juego de ‘búsqueda del tesoro’, explica: “porque muchas personas han olvidado dar rienda suelta a su curiosidad y explorar los lugares donde viven y, a medida que envejecemos, empezamos a vivir nuestra vida en un triángulo cuyos vértices son nuestra casa, nuestro trabajo y nuestro supermercado”.

Algunos parecen estar habitados por duendes y otros parecen cantar una extraña melodía con ayuda del viento.

“Desafortunadamente muchas personas piensan que tienen que viajar en avión durante ocho horas para experimentar algo nuevo, pero casi nadie sabe qué se esconde en su propio país”, dice.

“Si las esculturas estuvieran en el centro de la plaza de la ciudad, la gente les daría una mirada rápida y seguiría con sus actividades, pero el hecho de tener que esforzarse para encontrarlas produce una experiencia mucho más grande.

“Convertí esta obra en un juego para darle un toque místico y de aventura a su presencia, lo que la vuelve más divertida, si estamos buscando gigantes con nuestros hijos”.

Colocó al lado de cada escultura una gran piedra con una placa donde puede leerse un poema escrito en danés, que ofrece pistas sobre cómo encontrar las otras esculturas.

Su gigante favorito es ‘Teddy Friendly’ (el amigable Teddy), debido a su ubicación: “un magnífico espacio de naturaleza salvaje, con algunos lagos hermosos y un poco de bosque, completamente olvidado. Está en una zona del oeste de Copenhague llamada Hakkemosen, en Høje Taastrup. Instalé la escultura junto a un arroyuelo haciendo que el brazo de Teddy llegara hasta el otro lado del curso de agua, creando un puente para que este gigante ayude a los pequeños humanos a que puedan cruzarlo”, describe Dambo. “¡Creo que es una bonita historia!”.

Dambo espera que los gigantes los hagan conscientes de que su basura podría ser útil para otras personas antes de desecharla.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x