Volcán

Está constituido por cinco cráteres, entre ellos el denominado cráter Santiago, que ha permanecido activo desde 1853. / EFE

Volcán Masaya, la puerta al interior de la Tierra ubicado en Nicaragua

Es uno de los pocos volcanes en todo el mundo cuyo acceso es directo hacia el borde del cráter

26 de enero de 2018 06:54 pm

Nicaragua tiene una puerta al interior de la Tierra. Se trata del único sitio en Centroamérica donde cualquier persona puede ver con facilidad un espectáculo natural incandescente y caminar sobre basalto, unas piedras similares al suelo del planeta Marte y de la Luna.

A tan solo 1,312 pies de profundidad, dentro del interior del cráter del volcán Masaya, ubicado en la vertiente del Pacífico de Nicaragua, un pozo de lava burbujea y cientos de turistas se asoman a observarlo, mientras retan el implacable olor a azufre.

Este coloso es uno de los pocos en todo el mundo cuyo acceso es directo hacia el borde del cráter desde donde se puede apreciar la lava.

"El volcán no es nada más que una ventana hacia el interior del planeta, pocas veces se puede ver eso, no quiere decir que sea el único en el mundo, pero en Centroamérica no hay", señaló en una entrevista a EFE el director general de geología y geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), William Martínez.

El volcán Masaya está constituido por cinco cráteres, entre ellos el denominado cráter Santiago, que es el más grande y el que ha permanecido activo desde que se formó en 1853.

Sin embargo, toda el área del parque natural comprende unas 33 millas cuadradas, dentro de las cuales se ubica un museo vulcanológico desde donde se relata la historia y estructura de ese coloso.

Ampliar

Turistas visitan el Museo del volcán Masaya

EFE

Además, se ofrecen visitas guiadas de día o de noche a uno de los miradores para observar la lava, que se alimenta de un pequeño depósito situado a 0.6 millas de profundidad.

Al respecto, el vulcanólogo del Ineter, Armando Saballos, señaló a EFE que desde el año 1999 hasta el año 2015, la lava no podía ser observada porque tenía un descenso. Sin embargo, desde hace tres años hubo un ascenso de magma que permitió a cientos de visitantes apreciar un espectáculo sin igual.

Aunque el volcán tiene un segundo mirador bordeando el cráter, éste es prohibido para el público por la dificultad al respirar debido al exceso de azufre en el aire. Aunque algunas especies como pericos del Pacífico, murciélagos y zopilotes sí han logrado adaptarse para anidar en el interior de cráter con ese ambiente tóxico.

Cabe señalar que el Masaya es uno de los siete volcanes activos que hay en Nicaragua y desde abril de 2012 el cráter Santiago tuvo su más reciente explosión donde arrojó material incandescente provocando incendios en el bosque aledaño, lo que causó el cierre temporal del parque.

Con información de EFE

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x