Dinero o sueldo

Shutterstock

Cómo y por qué es tan importante negociar el primer sueldo

Te decimos cómo hacerlo

22 de julio de 2017 10:30 am

Por: GDA / El Universal

Sin experiencia laboral y recién titulados de la universidad, muchos jóvenes profesionales no se sienten en condiciones de negociar el salario antes de ingresar a su primer trabajo.

Sin embargo, expertos en la materia aseguran que este miedo los lleva a cometer un gran error.

Julia Bear y Linda Babcock son académicas de la Universidad Estatal de Nuevo York en Stony Brook y de la Universidad Carnegie Mellon, respectivamente, explican en Harvard Business Review por qué es fundamental negociar el primer salario.

“El primer sueldo sirve como ancla durante toda la carrera. Influye en los próximos aumentos, bonos y hasta en los ahorros para la jubilación. Empezar la carrera con un sueldo demasiado bajo es un error que puede acabar saliendo muy caro”, sostienen.

Falsos mitos al negociar tu primer sueldo

Luego de décadas dedicadas a la investigación y enseñanza sobre las negociaciones en el mundo laboral, Bear y Babcock afirman que existen falsos mitos que reprimen a las personas a la hora de negociar.

1. Este es mi primer trabajo, no tengo experiencia y tampoco poder de negociación: Las especialistas afirman que incluso una persona sin experiencia tiene poder de negociación ya que se debe tener en cuenta el tiempo y recursos que los empleadores invirtieron en que el candidato acepte la oferta.

2. No tengo más ofertas, no puedo negociar: Si bien contar con otra alternativa fortalece la posición negociadora, también se puede negociar sin ella. Sin exigir, el candidato debe al menos preguntar si se puede mejorar la oferta. Al recibir una negativa, el postulante podrá igualmente aceptar el puesto.

3. No debería negociar si soy mujer: la brecha salarial por género y la discriminación que sufren las mujeres en el mundo laboral, muchas veces las frena al momento de negociar el salario. Sin embargo, jamás debe ser un impedimento para negociar.

4. La economía no está bien, por lo que es mal momento para negociar: A pesar de la situación económica, el buen talento es cada vez más difícil de captar y es muy valorado por las empresas.

5. Me pagan bien y es más de lo que esperaba: En este caso, el postulante debe entender que generalmente el empleador cuenta con un margen entre lo que ofrece y una posible negociación, el que se pierde si el candidato no la lleva a cabo. Además, se debe considerar que también se pueden negociar los beneficios no monetarios.

6. Debo pedir lo que quiero: Las especialistas dicen que no debes pedir lo que quieres, sino que más. La negociación consiste en tener que ceder, por lo que debes solicitar un monto mayor al que quieres si no quieres salir perdiendo.

7. Recibir un “no” sería un error: El saber negociar y ser asertivo mostrará actitudes muy valiosas en el candidato. A pesar de una negativa por parte del empleador, la negociación fallida de debe ver como una oportunidad de aprendizaje.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x