Pensanmientos, pensando, cerebro, dudas

Shutterstock

¿Se te hace difícil recordar cosas?

Mira por qué pasa esto y toma nota de algunos trucos

03 de mayo de 2017 09:10 am

Por: GDA / El Universal

Jamás olvidarás la forma en que intentó besarte por primera vez.  O lo que llevabas puesto en esa ocasión tan especial. Pero por nada del mundo eres capaz de recordar la cita del dentista la próxima semana o el nombre de tu nuevo vecino.

La clave para tener recuerdos duraderos se basa en la construcción de conexiones.

Lo interesante del cerebro humano es que tenemos múltiples sistemas de memoria que nos permiten tener un procesamiento paralelo en términos de aprendizaje y recordar diferentes tipos de acciones e información.

Pero algunos sistemas no han evolucionado; reconocer un sonido fuerte como amenaza es tan instintivo como un recuerdo rudimentario que hemos redefinido desde el nacimiento. De hecho, hay investigaciones que demuestran que la mayoría de nuestras conductas que reconocemos como innatas se aprenden como parte del desarrollo de nuestro sistema nervioso.

Cada vez que escuchas un sonido fuerte, abres y redefines ese recuerdo, solidificando su lugar en tu cerebro. La capacidad de recordar momentos en nuestras vidas y la habilidad de navegar éstos, son nuevos tipos de sistemas de memoria que tenemos los humanos. Son algunos de los tipos más complicados que involucran circuitos interactivos súper complicados.

Desafortunadamente, todos esos circuitos hacen que esos recuerdos sean más susceptibles a una ruptura. Es por eso que se pierden primero con la amnesia y el Alzheimer.

¿Y entonces? ¿Por qué no puedo recordar nombres?

Nueva información como el nombre de una persona o la fecha de una cita se desplazan a nuestra memoria de corto plazo, la cual puede desaparecer si no se solidifica. Recuerda: la clave para consolidar esos recuerdos está en hacer una conexión. Entre más regiones de la memoria del cerebro se conecten, mayores probabilidades tienes de recordarlo.

¿Pero qué hace a un recuerdo duradero?

Para que se consolide completamente, tienes crear conexiones fuera del cerebro también. Los recuerdos se vuelven más fuertes si se involucran más aspectos de una experiencia. Y hay otra forma: una valencia emocional. Si algo es sorprendente y provoca una respuesta emocional, será inolvidable. Si realizas estas conexiones fuertes, resistirá el paso del tiempo.

Puedes practicar haciendo múltiples conexiones. Repite el nombre de la persona varias veces y vincúlalo a algo más que pueda ayudarte a recordarlo. Si nunca has entrenado a tu cerebro a crear recuerdos más sólidos, ¿por qué no intentarlo ahora?

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x