A Cure for Wellness

Suministrada

“A Cure for Wellness”: un bocado demasiado grande

Aunque la película está muy bien presentada, su resultado no satisface

16 de febrero de 2017 07:50 am

Por: Fico Cangiano / Cinexpress

Hoy llega a cines locales el nuevo thriller de terror psicológico A Cure for Wellness. La película es dirigida por Gore Verbinski, mejor conocido por darnos filmes como The Ring, Rango y tres de los filmes de Pirates of the Caribbean. En esta ocasión el cineasta americano nos presenta la historia de un ambicioso ejecutivo joven, interpretado por Dane DeHaan (Chronicle), que es enviado para recuperar al CEO de su empresa de un idílico pero misterioso centro de bienestar ubicado en los Alpes suizos. Al llegar, se va dando cuenta poco a poco que los tratamientos milagrosos del spa no son lo que parecen.

Lo bueno…

Rara vez uno ve este tipo de proyectos hoy día, en donde un estudio grande le da carta blanca a un director, junto a un presupuesto alto, para que él mismo persiga y ejecute su versión del filme. Si hay algo que admirar en A Cure for Wellness, pues es esto. Este filme me recordó mucho al largometraje de Martin Scorsese, Shutter Island, pero pasado por el filtro de un The Island of Dr. Moreau o por la mente de un Guillermo Del Toro - donde el cineasta anda tomando riesgos y presentando ideas nuevas y raras.

Ampliar

Suministrada

Verbinski se luce a la hora de tomar decisiones sobre diferentes tomas de cámara, crear atmósfera y ponernos en situaciones de suspenso. La cinematografía, a cargo de Bojan Bazelli, es temible y hermosa. Y local en donde transcurre la historia, el Castillo de Hohenzollern en Hechingen, Alemania, es extraordinario y un lugar de ensueño para este tipo de género.

Lo malo…

Uno de los problemas grandes de A Cure for Wellness es su larga duración. Su duración de casi dos horas y medias no ayudan en lo absoluto. Luego de un excelente primer acto, donde nos presentan la premisa y sus componentes, el segundo acto se convierte en un ejercicio de repetición.

Ampliar

Suministrada

Por ejemplo, el personaje principal se escapa de su habitación y descubre algo perturbador del local, seguido de que lo tilden de estar alucinando y lo pongan nuevamente en su habitación. Este ejercicio pasa múltiples veces, tornándose en un juego irritable.

Ya cuando llegamos al clímax del filme, varias de las revelaciones se veían venir, y el resultado final no es tan satisfactorio. La acción es buena, pero las motivaciones son superficiales.

Ampliar

Suministrada

En fin…

A Cure for Wellness gana puntos por traer algo refrescante a la mesa y por incluir trabajo de alta calidad en casi todas sus áreas técnicas. Lamentablemente, su larga duración y juego de repetición afectan grandemente el resultado. Y al final de todo, las contestaciones a todas nuestras preguntas no son tan satisfactorias. Este filme es un clásico caso de echarse a la boca más de lo que uno puede masticar.

Ampliar

Suministrada

Rating:

2 estrellas de 5

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x