Clemente Agosto

La reducción en la jornada laboral es parte de una serie de medidas que anunció el alcalde Clemente Agosto. / Archivo

Toa Alta reduce jornada laboral a 4 horas

La congelación de partidas estatales para los municipios ha impactado grandemente las finanzas

13 de febrero de 2017 02:15 pm

Por: EFEUSA | San Juan

La cancelación de actividades y de donativos, reducción de contratación de servicios profesionales, limitación de contratación de empleados, consolidación de dependencias, reorganización de servicios, así como la reducción de la jornada laboral a cuatro horas diarias, serán alguna de las medidas que aplicará la alcaldía de Toa Alta para reducir gastos y afrontar una elevada deuda.

El alcalde de Toa Alta, Clemente Agosto, anunció hoy un plan estratégico de reducción de gastos y jornada laboral para mantener los servicios a la ciudadanía, y estabilizar la situación fiscal de la ciudad.

El primer ejecutivo municipal anunció las medidas de emergencia fiscal, tras explicar a los empleados del municipio y directores, la situación por la que atraviesa el pueblo.

"Es una decisión difícil que estamos atendiendo para mantener los servicios y empleos de nuestros empleados" comentó el alcalde de Toa Alta.

"La terrible situación económica a nivel nacional nos obliga a tomar medidas, incomodas, más responsables y necesarias para poder continuar con las operaciones a nivel municipal", dijo.

Detalló, que ante la crisis que vive el país, que ha arrastrado a los municipios, debido a la congelación o suspensión de partidas asignada a los municipios, a implantar un plan de Emergencia y Estabilización Fiscal que permita mantener los servicios, reduciendo gastos operacionales.

El alcalde de Toa Alta detalló que la decisión de implementar un plan se debe a congelaciones de asignaciones por parte del gobierno estatal a los municipios, lo que afecta directamente los ingresos a las arcas.

Agosto detalló que el municipio dejó de recibir casi un millón de dólares tras la congelación de asignaciones del Departamento de Hacienda; así como la paralización de la aportación de $1 millón para operar el CDT por parte del Departamento de Salud; la congelación de $9 millones pertenecientes al municipio, congelados por el Banco Gubernamental de Fomento destinados a pagar a suplidores.

Por otro lado, la falta de conceso en el CRIM retraso el proceso de ventas de cuentas morosas lo que afecta el presupuesto operacional por valor de casi $400,000, que sumado a la reducción de recaudos del IVU de casi $80,000 ha llevado al municipio a enfrentar difícil situación.

El alcalde informó a los empleados en una presentación en el Teatro Maso Rivera, donde también ofreció un plan de orientación a los empleados.

"Tenemos fe, que las medidas serán temporeras, y pondremos nuevamente en buen estado a nuestra ciudad", concluyó Agosto.

Esta es la tercera vez que la ciudad de Toa Alta se ve obligada a tomar acciones de reducción de jornada y gastos, siendo las primeras bajo la Administración Municipal de Gilberto Díaz Narváez y Ángel Rodríguez.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x