Tom Brady

AP / Darron Cummings

Épica remontada patriota

New England, liderado por un sensacional Tom Brady, se recuperó de un déficit de 25 puntos para conquistar su quinto Super Bowl en 16 años

06 de febrero de 2017 07:34 am

Por: The Associated Press | Houston

Tom Brady lideró la mayor remontada en la historia del Super Bowl, con Nueva Inglaterra dándole la vuelta a una desventaja de 25 puntos ante los Falcons para proclamarse campeones de la NFL por quinta vez en el primer partido por el título que se definió en un tiempo extra.

Los Patriots anotaron 19 puntos en el último cuarto, incluyendo un par de conversiones de dos puntos. En la prórroga, avanzaron implacablemente hasta que la carrera de 2 yardas de James White selló la victoria 34-28 sobre Atlanta.

Brady, el primer quarterback con cinco anillos del Super Bowl, guió a los Patriots (17-2) ante una extenuada defensa de Atlanta con anotaciones mediante un pase de seis yardas a Danny Amendola y luego con un acarreo de una yarda de White, que se concretó cuando apenas quedaban 57 segundos de tiempo reglamentario. White corrió para la primera conversión de dos puntos y Amendola se encargó de la otra al atrapar un pase.

La sensacional reacción estuvo marcada por una asombrosa atrapada de Julian Edelman, llevándose un balón de la punta de los zapatos de un defensor rival.

Brady estableció otro récord al consagrarse como el Jugador Más Valioso del Super Bowl por cuarta ocasión, en una noche que completó 43 de 62 pases. Esa fue la mayor cantidad de envíos en la historia del partido, acumulando una cifra récord de 466 yardas, y dos touchdowns.

"Somos un equipo solidario", afirmó Brady. "Nunca nos sentimos derrotados. Ha sido una batalla ardua. Ellos tienen un equipazo. Les debo dar mucho crédito. Al final pudimos marcar la diferencia con unas cuantas jugadas más".

Como punto de referencia, previo a la remontada de este partido en Houston, Nueva Inglaterra presumía de la mayor remontada en el último cuarto cuando volteó un déficit de 10 puntos para vencer a Seattle hace dos años. Los Falcons (13-6) parecían tener asegurado conquistar su primer campeonato de la NFL en 51 temporadas. Sin experiencia en un duelo de tanta presión, su temida defensa que no daba cuartel para el juego aéreo se desmoronó por completo en el tramo final, y Brady se dio gusto.

Con el escándalo del "Deflategate" en el recuerdo, Brady y el entrenador Bill Belichick ganaron su 25to partido de postemporada, de por lejos un récord. Los Falcons escribieron otro capítulo triste en el voluminoso historial de chascos de los equipos profesionales de Atlanta.

Y Belichick se convirtió en el primer entrenador en alzar cinco veces el trofeo Lombardi.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x