Liderazgo

Shutterstock

La importancia de un coach en las empresas

Su presencia favorece una cultura corporativa basada en fortalezas que aumentan el rendimiento

21 de enero de 2017 04:33 pm

Por: Universia Puerto Rico | Para ÍNDICE

La consultora Gallup, dedicada al seguimiento de las bases de datos de Estados Unidos, encuestas mundiales y sondeos de opinión pública, realizó la investigación Strengths Meta-Analysis en 2015 para estudiar las culturas corporativas que se basan en fortalezas. Como conclusión principal, obtuvo que las empresas con este tipo de cultura logran aumentar su rendimiento, para lo cual se requiere la presencia de coaches que potencien las fortalezas de los empleados. Conoce la importancia de su rol en la motivación de los líderes y empleados para lograr los objetivos de la compañía.

Ampliar

Universia Puerto Rico

Tareas que desempeña un coach en la empresa

Se encarga de maximizar el potencial de los empleados para desarrollar sus puntos fuertes con el fin de aumentar la competitividad. Es un propagador del entusiasmo que asegura la eficacia, inculcando compromiso entre los trabajadores para garantizar que sus fortalezas cristalicen en acciones.

El énfasis en las fortalezas no implica descuidar las debilidades, ya que este tipo de cultura favorecida por un coach, permite solventarlas a través de estrategias específicas. Don Clifton (1924-2003), ícono de la psicología aplicada a las fortalezas, llegó a la conclusión de que las debilidades de una persona no continúan desarrollándose, pero sus puntos fuertes pueden profundizarse exponencialmente.

Otra tarea que realiza un coach o entrenador, es monitorear los avances de quienes trabajan bajo su guía, reconociendo sus logros y modificando el camino cuando sea necesario. Cuando surgen nuevas iniciativas en la compañía, ayudan a los empleados para que se adapten a los cambios manteniendo su efectividad y motivación hacia el éxito.

Importancia de un coach en la empresa

En una compañía sin coach, se atenúa el entusiasmo de los empleados por trabajar sus fortalezas. Asimismo, resulta dificultoso mantener el nivel de competencia en un mercado con cambios constantes, por lo que un coach se encarga de construir relaciones sólidas entre los empleados para aumentar la conciencia sobre su incidencia en la empresa y desplegar estrategias para enfrentar los desafíos. 

Una cultura corporativa basada en las fortalezas propicia el desarrollo económico al incrementar el rendimiento empresarial porque ofrece buenos puestos laborales, consolida una clase media global, atrae solicitantes de empleo talentosos y genera nuevos proyectos.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x