Oferenda

Xander Ramírez Rivera, Catherine Palmier, Rical Conan Lázaro y Pablo Micha, integrantes de Oferenda. / José Cruz Candelaria / Para ÍNDICE

“Package” para bailar y sanar

El grupo Oferenda combina sus ritmos musicales con un fuerte toque espiritual para crear una atmósfera de agradecimiento hacia el universo

05 de enero de 2017 08:55 am

Por: Katefrans Flores Sanabria | [email protected]

Ponen a mover el cuerpo de cualquiera al tocar los tambores, aunque con aires de espiritualidad. Llevan entre las venas el ritmo afrodescendiente y sus raíces musicales se extienden entre países latinoamericanos como Haití, Brasil y República Dominicana. Tienen la bomba del Caribe en el corazón y le agradecen al universo por medio de su música y las diversas disciplinas holísticas que practican. Así es el grupo Oferenda, variado, distinto y colorido.

“Somos un package bien chévere. Estamos en transición y germinación. Es un resurgir de aceptación de la afrodescendencia, de la religiosidad, de la música y movimientos”, detalló Pablo Micha, director de la agrupación.

Para Micha más que un proyecto musical es una oportunidad para plasmar lo que ha hecho durante los últimos 12 años donde se ha desempeñado como maestro de capoeira (arte marcial afrobrasilero) en la comunidad de San Mateo de Cangrejos.

“Es una transición de todo lo que he hecho con la comunidad de Santurce. Es manifestar el sonido brasilero mezclado con la bomba del Caribe y a largo plazo con sonidos de Haití y la República Dominicana”, expresó el músico de descendencia dominicana, aunque vive en Puerto Rico desde el 1991.

Su nombre como colectivo proviene de la palabra ofrenda en portugués que en esencia es lo que este grupo busca hacer, agradecer al universo con cada una de sus exposiciones.

“Cuando hacemos música estamos ofrendando nuestra energía al universo. Es adorar para recibir. Tenemos como idea que nuestra música llegue a cualquier tipo de religión ya que todos hacen algún tipo de ofrenda”, sostuvo.

A Micha se le unen Rical Conan Lázaro (Puerto Rico), Hassan García (Puerto Rico), Xander Ramírez Rivera (Puerto Rico) y el toque femenino de Catherine Palmier (Francia), que en su gran mayoría son maestros y músicos que tienen relación con el folklor puertorriqueño o ritmos africanos.

Pero el colectivo no se queda solo en hacer música. Como equipo trabajan talleres de yoga, percusión, capoeira y otras disciplinas que hacen de Oferenda un vehículo a la multiculturalidad.

“Es un empoderamiento que deseamos tener, es trabajar con la escena local, con agricultores, dueños de restaurantes y toda compañía de aquí”, dijo Micha.

Música que sana

Oferenda tiene como norte hacer un “sonido sanador e introspectivo, más allá de solo bailar, más allá de las fronteras culturales y de las religiones”, explicó Micha a ÍNDICE.

Según el director de la agrupación las disciplinas en la que los integrantes de Oferenda se han desarrollado permiten trabajar filosofías de vida y reconocen cuáles son los sonidos o las frecuencias curativas que también se pueden bailar.

Ampliar

Xander Ramírez Rivera, Catherine Palmier, Rical Conan Lázaro y Pablo Micha, integrantes de Oferenda.

José Cruz Candelaria / Para ÍNDICE

 

“Tocamos con conciencia enfocados en chacras particulares. El ser humano se compone de chacras  que responden a unos colores, sonidos o metales”, señaló Micha que puso también por ejemplo  los tambores “que en su composición son entes mágicos religiosos”.

Micha detalló que algunos instrumentos que utilizan son el timbao, el atabaque, gongs y cánticos que producen mantras.

“Queremos trabajar no solo con los instrumentos de vibraciones, sino con el ambiente. Hemos recibido reacciones de la gente muy positivas. Las caras de las personas y los comentarios de cuando tocamos es de alivio, es una transformación que hemos podido lograr”, dijo.

La espiritualidad del colectivo es evidente

Micha explicó que de manera planificada solo tocan en las noches de luna llena, luna nueva y los eclipses para “aprovechar la energía” del satélite.

“Planificamos tocar en las noches de luna llena, es jugar con la alineación de los planetas y de cómo estamos conectados con la personalidad. Tiene su encanto”, explicó.

“Muchas veces llevamos nuestra música a un nivel mayor y le cantamos a las deidades, a los orishas, que cada uno tiene su toque”, dijo.

Este grupo tiene planificado para este año hacer la primera producción discográfica, vídeos y viajar con su música.

Por lo pronto, la agrupación se presentará el viernes, 13 de enero en el gastrobar La Bóveda en el Viejo San Juan y junto a ellos el DJ Cabezarapá que llevará un set de música afro-house.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x