Negociación

Universia / Shutterstock

17 consejos para negociar el salario de tu primer empleo

Es clave tener claro las prioridades a lo largo del proceso

28 de diciembre de 2016 10:08 am

Por: Universia Puerto Rico | [email protected]

Lograr un acuerdo en cuanto a la remuneración pretendida siempre es un desafío, más aún cuando se trata de tu primer empleo. Por eso, preparamos 17 recomendaciones que debes considerar a la hora de negociar con tus empleadores el salario que mejor se adecue a tu formación y expectativas. ¡Anímate!

1. Investiga el salario promedio de tu cargo

Previo a la entrevista laboral, averigua cuánto ganan las personas que actualmente se desempeñan en cargos similares al que aplicas. De esta manera, podrás solicitar un salario que concuerde con el rango que se maneja en el mercado laboral.

2. Delimita un rango de salario

En lugar de un número tajante, sugiere un rango de salario con un mínimo y un máximo, pero el monto mínimo debe superar ligeramente la oferta inicial de la empresa. Así, el aumento será mayor desde el punto de partida.

3. Sitúate en el centro

En caso de que acepten el rango propuesto pero soliciten una mayor especificidad, elige un monto que se encuentre justo en el medio. Justifica la elección valiéndote de tu investigación previa acerca del promedio que se maneja en la industria y tus habilidades para este puesto.

4. Sé coherente

La ambición es buena si se mantiene controlada, medida y con los pies en la tierra. Pedir un aumento salarial exagerado te conducirá directamente al final de la lista de postulantes. Tus requerimientos siempre deben basarse en la información que obtuviste sobre la compañía y el mercado laboral general.

5. Aprende a hablar sobre dinero

Las encuestadoras de empleo te ayudarán a recabar la información que necesitas sobre rangos salariales. Lo ideal sería complementarla interrogando a amigos y familiares sobre sus salarios. Sin embargo, esto puede generar cierta incomodidad debido a que culturalmente -aún en el siglo 21- se considera una acción entrometida e inapropiada. En su lugar, puedes preguntar, "¿Qué aspectos debo considerar antes de firmar el contrato?".

6. Comienza con algo sencillo de digerir

Inicia la entrevista con temas como la tarea que desarrollarás o los horarios que tendrás. Un buen punto de partida te permitirá un mejor posicionamiento frente a los reclutadores de personal cuando aborden las cuestiones salariales y solicites una mejor propuesta.

7. Prepárate para dar explicaciones

Argumentar que la oferta salarial de la empresa es menor al promedio establecido en el mercado laboral no te ayudará a obtener un aumento. Para que tu afirmación funcione, debes explicar qué quieres y justificarlo. Es fundamental estar informado cuando se negocia.

8. Solicita una versión escrita de la oferta

Es aconsejable leer la oferta para retener los detalles. Esto te permitirá obtener algo tiempo para sopesar tus opciones e investigar el salario propuesto antes de aceptar. El cargo necesita ocuparse, así que no demores demasiado en tomar una decisión.

9. Promociónate

Cuéntales sobre tus habilidades para el trabajo que solicitas. La falta de referencias laborales requiere que tú mismo indiques las destrezas que te identifican. Los empleadores percibirán que tienes potencial para ese trabajo y considerarán negociar tus expectativas salariales.

10. Consulta tus beneficios

Infórmate sobre períodos de vacaciones, horas extra, traslados, viáticos u otros beneficios que ofrezca la empresa. Generalmente los nuevos empleados no los obtienen, pero asegúrate de ello. Quizá tengas la oportunidad de negociar algunos puntos.

11. Mantén tus prioridades claras

Fija un mínimo salarial y aférrate a él. No aceptes propuestas que están por debajo de los topes legales, pero tampoco pierdas de vista lo que es importante para ti. Pon en la balanza tus prioridades: ¿prefieres un aumento o conseguir el trabajo a expensas de aceptar las condiciones que te impongan?

12. Apela a la rapidez

Una vez que hayas decidido aceptar, apresúrate a enviar un correo electrónico manifestando tu conformidad. Seguramente más gente está siendo entrevistada para el mismo puesto y puede que sus ofertas salariales sean mejor vistas que la tuya. Como regla general, se aplica una tolerancia de dos días después de la entrevista.

13. Tómalo o déjalo

En algún momento tendrás que aceptar o declinar, así que no demores más de lo necesario. En caso de aceptar, muéstrate entusiasmado y agradecido. Si no lo haces, rechaza la oferta grácilmente, de manera que las puertas queden abiertas para otra oportunidad. Nadie sabe qué le depara el futuro.

14. Permanece positivo

La clave de negociar es convencer a los empleadores de que tú eres valioso para ese cargo y que un ligero aumento te mantendrá con las energías volcadas hacia el trabajo. Así que muéstrate optimista y no te desanimes por tu falta de experiencia laboral o de referencias, si no cumplieras con los requisitos para ese puesto, no te entrevistarían.

15. Ten un plan B

Aunque no logres negociar un mayor salario, puedes elegir uno o dos ítems -salario vacacional, bonos- e intentar pactar sobre ellos. El objetivo primero es conseguir la mejor oferta posible sin ser desmedido en las peticiones.

16. Mentalízate para un “no”

Negociar implica un acuerdo entre dos partes, si los empleadores no están de acuerdo con tus propuestas llamarán al siguiente en lista. Así que prepárate para recibir un “no” por respuesta. Si no puedes lidiar con la negación, entonces ese trabajo no es para ti.

17. Valórate

Confiando en ti mismo ganarás un mayor respeto por parte de los reclutadores de personal. Las encuestas demuestran que el 40% de los jóvenes que buscan trabajo no piden mejoras salariales. Contrariamente, la mayoría de los empleadores esperan que pidas un aumento, así que hazlo.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x