Laureano A. Giráldez Rodríguez, MD

Facebook / Centro de Voz y Tragado de Puerto

Puerto Rico cuenta con el único doctor del Caribe en utilizar un robot para operar el cáncer de cabeza y de cuello

Se adiestró operando a al menos 60 pacientes durante un año a lo largo de su entrenamiento de Cirugía de Cáncer de Cabeza y Cuello Avanzado en el Hospital Mount Sinai en Nueva York

01 de diciembre de 2016 02:37 pm

Por: Jorge J. Muñiz Ortiz | EFE

El puertorriqueño Laureano Giráldez Rodríguez se destaca como el único otorrinolaringólogo en el Caribe que utiliza una máquina robot para operar el cáncer de cabeza y de cuello, el séptimo más común en el mundo.

Giráldez explicó hoy a Efe que utiliza la máquina Da Vinci entre dos y tres veces al mes en los hospitales HIMA San Pablo de Bayamón e HIMA San Pablo de Caguas para cirugía de cáncer de cabeza y cuello, pero con incidencia en aumento por los tumores relacionados al virus de papiloma humano (VPH).

"Actualmente, soy el único cirujano de cabeza y cuello en Puerto Rico y el Caribe entrenado en cirugía robótica transoral", indicó Giráldez, quien dirige su clínica, Centro de Voz y Tragado de Puerto Rico, en Guaynabo.

El especialista contó que, para certificarse y utilizar el robot, se adiestró operando a al menos 60 pacientes durante un año a lo largo de su entrenamiento de Cirugía de Cáncer de Cabeza y Cuello Avanzado en el Hospital Mount Sinai en Nueva York.

Giráldez explicó que maneja la máquina, de la compañía Intuitive, utilizando unos brazos con los cuales se opera a distancia y mirando a través de una cámara.

El aparato fue desarrollado por la división DARPA, una subdivisión del Departamento de Defensa de los Estados Unidos "para experimentación militar", indicó el galeno.

Fue en el año 2007 que un grupo de médicos en el Departamento de Otorrinolaringología de la Universidad de Pensilvania comenzó a experimentar con el robot en cirugía de cabeza y cuello.

Pero, no fue hasta en el año 2009 que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó la técnica para su uso en tumores malignos y benignos en la base de la lengua y la amígdala de estado temprano.

De acuerdo con Giráldez, los beneficios que tiene el robot quirúrgico Da Vinci es que, al día siguiente de la operación, los pacientes pueden comer, a diferencia de las cirugías tradicionales en la que los enfermos se demoran varios días en ingerir alimentos.

Esto se debe a que, en el pasado, para estas cirugías los doctores dividían la mandibular del paciente para poder acceder a los tumores y la recuperación era mucho más prolongada.

Según Giráldez, el cáncer de cabeza y cuello es el séptimo más común en el mundo, pero "pronto" será el cuarto, después del cáncer de seno, pulmón y próstata por la incidencia de tumores relacionados al virus de papiloma humano que va en aumento.

Los tres factores de riesgo más comunes del cáncer de cabeza y cuello, según detalló Giráldez, son: el uso de tabaco, ingerir bebidas alcohólicas y el virus de papiloma humano.

De acuerdo a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, 686 mil personas anualmente son diagnosticadas con cáncer de cabeza y cuello a nivel mundial. De estos,  casi 62 mil son estadounidenses y entre 400 y 500 en Puerto Rico.

Este tipo de enfermedad ataca mayormente a personas entre los 50 y 59 años de edad y con una incidencia en hombres es tres veces mayor que a las mujeres.

Giráldez recomendó a los pacientes a que se traten el cáncer de cabeza y cuello en Puerto Rico debido a que el costo de la operación es sumamente más económica que en Estados Unidos, pues en la isla el gasto varía entre 15 mil y 20 mil dólares, mientras que en el país norteamericano podría llegar a 200 mil.

"El gasto es mucho menor en Puerto Rico y yo sé que funciona", aseguró el galeno, quien afirmó que, de acuerdo con estadísticas basadas en extensos estudios hechos en el mundo sobre esta cirugías, indican que la supervivencia es excelente a cinco años.

Del mismo modo, un sector médico puertorriqueño ha comenzado a combatir el cáncer de cabeza y cuello mediante el uso del medicamento Keytruda.

El medicamento, cuyo proceso intravenoso se demora 30 minutos, tiene una frecuencia de aplicación cada tres semanas y comenzó a alargar la vida de los enfermos por encima del año una vez diagnosticados con cáncer de cabeza y cuello. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x