Apartment B Collective

Suministrada

Apt B Collective: destacando la puertorriqueñidad desde la diáspora

“Yo seré puertorriqueño hasta que me muera. Todas las camisas que he hecho con los mensajes son porque eso es lo que yo quiero representar..."

04 de noviembre de 2016 09:36 am

Por: María De Los Milagros Colón | [email protected]

La magia ocurre en su garaje. Ella creció en Guaynabo y él en San Juan, pero se fueron a Los Ángeles, California, hace siete años y hace tres nació Apt B Collective, una marca que se ha caracterizado por plasmar en camisas mensajes positivos, relajados, cómicos, frescos, pero sobre todo, muy boricuas.

¿Quién no ha escuchado en la calle un buen “Te fucking amo”? ¿Cómo olvidar la melodía del “Coco, Parcha, Piña” de los vendedores de helados en las calles? ¿Conoces alguna “Chulería en pote”? En Apt B Collective recolectan esta y otras frases y sus camisas ya le han dado la vuelta al mundo.

Quizás la magia no está en el garaje en Los Ángeles, sino en la cultura popular puertorriqueña, en las calles de aquí que siguen influyendo a los de allá, en ese spanglish inescapable. O quizás en el talento de Kaming Joa Martínez, artista gráfico y fundador de la empresa junto a su pareja Coral Margarida.

Martínez, un apasionado de la tipografía, contó que comenzó a experimentar con las camisas para uso propio, pero la reacción de sus seguidores en Instagram y otras redes sociales les hizo notar que allí había una oportunidad para desarrollar una empresa. Y así fue.

“Comenzamos haciendo letras con mensajes positivos y ya llevamos [las camisas] a cientos de puertorriqueños en la Isla y en otras partes del mundo”, dijo a ÍNDICE Martínez, quien aseguró que el 80 % de sus ventas se concentran en clientes boricuas. 

Margarida, por otra parte, se dedica a tiempo completo a la marca. Trabaja desde casa, desde su garaje, aunque todo comienza en la web. Su cuenta en Instagram (aptbcollective) cuenta con más de 12,700 seguidores. Allí suben fotos de las camisas e incluso de clientes con ellas, se hace la orden en línea con especificaciones de color, frase y hasta tipografía y la pareja se encarga de que llegue a tu buzón un peculiar empaque con los pedidos.

Martínez se encarga de los diseños, las redes sociales, el empaque, entre otras cosas.

“Todo el mundo ha estado bien “pompiao”, esto [como manifestación artística y de orgullo de ser puertorriqueño] es lo que yo tengo por dentro y tengo que sacar pero me llena muchísimo saber que la gente ha recibido el mensaje tan bien. Son tres años de aprender a correr un negocio, de aprender a hacer esto”, aseguró el artista gráfico.

Luego de “escocotarse” un par de veces, expresó que la meta es integrar otros productos a la marca, como almohadas y otros objetos más allá de la ropa y así seguir, desde California, documentando el lenguaje y el ánimo puertorriqueño.

“Yo seré puertorriqueño hasta que me muera. Todas las camisas que he hecho con los mensajes son porque eso es lo que yo quiero representar. Más orgullosos no podemos estar”, concluyó.

Ampliar

Suministrada

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x