Melanie Mercado Méndez y Aníbal López Correa.

Melanie Mercado Méndez y Aníbal López Correa. / PARA ÍNDICE / ANDRE KANG

Jóvenes evalúan las propuestas de Educación de los candidatos a la gobernación

Un grupo de jóvenes se dio la tarea de evaluar las plataformas de los candidatos

24 de octubre de 2016 08:03 am

Por: María De Los Milagros Colón | [email protected]

Las plataformas o planes de ruta de los candidatos a la gobernación carecen en general de un buen diagnóstico sobre los retos que enfrenta el sistema educativo del País, concluyó un grupo de jóvenes que se dio a la tarea de evaluar los documentos para compartir sus impresiones con ÍNDICE.

Concentrados en el tema de educación, establecieron que las plataformas se enfocan en tratar síntomas de los problemas del sistema educativo pero no abundan en solucionar las situaciones que provocan esos problemas, y que la mayoría de los planes carecen de una “perspectiva o filosofía educativa”.

Melanie Mercado Méndez, estudiante doctoral del programa de Liderazgo en Organizaciones Educativas en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), opinó que la mayoría de los documentos constan de la misma “visión particular de desarrollo” que históricamente “ha fracasado en el país”, refiriéndose a “educar para las necesidades del mercado obviando por completo cuál es el país que queremos”.

El estudiante de Maestría en Investigación y Evaluación Educativa en el mismo recinto, Aníbal López Correa, coincidió.

“[El candidato por el Partido Popular Democrático (PPD), David] Bernier es bien específico en cambiar todos los currículos, incluyendo los universitarios, para responder a las necesidades del mercado, que no son esencialmente las necesidades del país”, dijo López Correa, para quien esta tendencia se repite en las plataformas del candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló y la candidata independiente Alexandra Lúgaro.

Sin embargo, respecto al Departamento de Educación, ambos coincidieron en que las propuestas de los candidatos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago y el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabe, se destacan porque tienen una dirección hacia el país que proponen construir y sus propuestas responden a una comunicación directa con los sectores que se busca impactar.

Las plataformas del PIP y PPT, por ejemplo, establecen un salario base de $3,000 para los maestros, a diferencia del resto donde se habla de mejorar las condiciones del sector magisterial pero no se precisa ninguna de estas condiciones. En este renglón, destacaron también que Lúgaro es la única en establecer que al tratarse de una profesión principalmente dominada por mujeres “el salario no está a la altura”.

También subrayaron que la plataforma de Santiago sobresale por el espacio que brinda a la Educación Especial, Educación Física y la deserción escolar; temas que los otros candidatos no abordan o lo hacen superficialmente.

Del mismo modo les pareció que las propuestas del candidato independiente Manuel Cidre responden una ruta al desarrollo del país. Empero, aseguraron que las artes es el gran ausente en su plataforma.

Respecto a la UPR, destacaron las propuestas de Bernabe y Cidre.

En cuanto al controversial tema de los costos de matrícula, el primero establece la necesidad de moverse progresivamente hacia una educación superior gratuita y una de las formas en que plantean hacerlo es “a través de impuestos que generen fondos que se empleen de formas que se hayan determinado democráticamente”. El segundo establece la “implantación de una fórmula escalonada basada en los ingresos familiares”.

La gran decepción, según los estudiantes, fue la propuesta de Bernier conocida como “Dotación Convertible” y que en el documento se explica que “el Gobierno (…) mantendrá su aportación del fondo general para subsidiar el pago de matrícula (…), con la disposición de que este subsidio deberá ser devuelto en caso de que el estudiante decida emprender sus actividades de trabajo fuera de Puerto Rico”.

Para los estudiantes, esto representa un castigo para aquellos jóvenes que persigan cumplir sus sueños fuera del país o simplemente no encuentren un trabajo digno. Sugirieron incluir un plazo de cumplimiento para la condición.

Respecto a las propuestas de Rosselló, destacaron que aborda temas como el proceso de educación en las cárceles y que se hizo un trabajo de mirar otras iniciativas alrededor del mundo pero su deficiencia consiste en impulsar todas esas iniciativas sin coherencia alguna. La mejor forma de describirlo, dijeron, es usando la palabra “Frankenstein”.

“Eso demuestra que no hay un norte claro de qué voy a hacer para llegar a estos objetivos”, opinó López Correa, ex representante estudiantil ante la Junta de Gobierno de la UPR.

Los estudiantes coincidieron en un diagnóstico presente en todos los planes de los candidatos: la necesidad de descentralizar el sistema educativo. Pero dijeron temer que eso pueda abrir puertas a la privatización de servicios; una salida fácil y rápida que no abordaría la pregunta “qué queremos como país”.

Otra preocupación es cómo van a financiar los proyectos. “¿No estamos con una Junta de Control Fiscal? Me parecen geniales muchas de esas propuestas pero ¿cómo vas a financiarlas? Eso, fuera del PIP y el PPT [con los impuestos a las multinacionales] nadie trabaja cómo van a atraer fondos”, concluyó López.

*Este texto es uno de varios artículos que se estarán publicando esta semana a tono con las elecciones en la Isla. El propósito es que jóvenes estudien las propuestas de los seis candidatos a la gobernación y den su opinión sobre las mismas, a raíz de distintos temas dentro de sus plataformas.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x