CESCO

Wandaliz Vega / GFR Media

Empleados del DTOP comienzan a recibir talleres para trato digno a comunidad transgénero y transexual

Un grupo de organizaciones quienes voluntariamente asumieron la tarea de desarrollar los talleres para garantizar que se otorgue un servicio sensible, alejado de prejuicios y discrimen a este sector de la población

06 de octubre de 2016 08:11 am

Por: María De Los Milagros Colón | [email protected]

Un puñado de empleados del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) comenzó a recibir talleres con el objetivo de implementar “de una forma digna” y adecuada el procedimiento que le permite a las personas transgéneros y transexuales solicitar un cambio de género en su Licencia de Conducir

Este servicio es posible desde el 10 de agosto del 2015, cuando el gobernador Alejandro García Padilla firmó la Orden Ejecutiva 29 que así lo dispone.

Sin embargo, fue un grupo de organizaciones quienes voluntariamente asumieron la tarea de desarrollar los talleres, incluyendo el proyecto MATRIA y el Instituto del Género y la Educación Avanzada (IGEA), para garantizar que se otorgue un servicio sensible, alejado de prejuicios y discrimen a este sector de la población.

El coordinador de IGEA, José Rodríguez Irrizarry, explicó a ÍNDICE que los talleres constan de un espacio de debate e intercambios donde se habla sobre las diferencias entre género y sexo, así como de la diversidad sexual y sus manifestaciones y todas las formas de violencia que enfrenta esta comunidad, como el uso de términos despectivos, la negación de servicios, la falta de acceso a tratamientos médicos, entre otros.

Ante un panorama de discrimen, es necesario que el proceso se de de “una forma digna”, aseguró Rodríguez Irizarry.

Para aquellos interesados en hacer el cambio “lo único que tienen que hacer es llenar la solicitud que es la parte A de información básica, y la parte B es media controversial, porque requiere que (...) lleve alguna evidencia profesional, de salud o conducta”, explicó. Esto para certificar que no se trata de un cambio para cometer algún fraude.

“Esto no debe ser tomado como que la persona está enferma o necesita ayuda profesional”, dijo Rodríguez, quien explicó que puede ser una certificación de un consejero o trabajador social. Se espera impactar a 700 empleados.

Del mismo modo, DTOP circuló un boletín normativo donde se establece que no habrá “tolerancia” al discrimen.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x