alzhéimer

Shutterstock

5 consejos para comunicarse con una persona con Alzheimer

Las recomendaciones de los especialistas apuntan a aplicar sencillas recomendaciones a la hora de comunicarse, que puedan reducir el estrés y angustia tanto al paciente como al cuidador

21 de septiembre de 2016 01:25 pm

Por: Índicepr.com | [email protected]

Cuando su madre se levantaba a las 2 de la mañana y se arreglaba para ir a misa, la llevaban a la puerta para mostrarle que era de noche y que era mejor volver a la cama, porque la iglesia estaba cerrada.

"Cuando ya no me reconocía y me miraba extrañada, como preguntando quién eres tú, yo le decía 'soy una persona que te quiere mucho' y le tomaba la mano. Con eso se tranquilizaba y sonreía", recuerda Elsa.

Trabajando con cuidadores profesionales y familiares, Graham Stokes, director global de Demencia de Bupa, ha conocido centenares de ejemplos como este. De ahí que sostenga que "para cuidar a una persona con alzhéimer no se necesitan grandes conocimientos, pero sí tener tu corazón y tu mente en el lugar correcto. Eso significa tener criterio, compasión y tratarlos como a ti te gustaría ser tratado si estuvieras en su situación".

Con esa premisa de base, las recomendaciones de los especialistas apuntan a aplicar sencillas recomendaciones a la hora de comunicarse, que puedan reducir el estrés y angustia tanto al paciente como al cuidador.

#1. Con o sin palabras:

"Es importante que el cuidador sepa que a lo largo de la enfermedad van a ocurrir cosas como la reiteración de preguntas, los olvidos recurrentes, la desorientación espacial o los cambios conductuales. Eso le va a permitir estar más preparado y manejar sus propios niveles de estrés y angustia", aconseja Cristián Cáceres, psicólogo de la Clínica de Memoria Neuromédica.

Stokes aconseja que al hablar se eliminen "las distracciones y ruidos de fondo como televisor o radio y que le hable una persona a la vez".

La comunicación no verbal también es clave a lo largo de la enfermedad. Esto incluye situarse frente a los ojos de la persona, llamarla por su nombre, hablarle en un tono de voz cálido, alegre y calmado, y establecer contacto físico si lo acepta; por ejemplo, tomarle la mano o acariciarlo. "El contacto visual muestra que se está escuchando y un tono amable puede ayudar a la persona a relajarse", concluye Stokes.

#2. Háblale lentamente:

El experto añade que es importante hacerlo lentamente, usando palabras simples y frases cortas. "Y después de una pausa, esperar hasta diez segundos para que la persona procese lo que se le ha contado".

Si el paciente no recuerda una palabra, Cáceres sugiere esperar, en vez de completarle las frases. "A veces cuando empieza a fallar la memoria hacen un esfuerzo y logran recordar u orientarse. Es importante ser paciente y darles tiempo para ese proceso". Si la palabra no llega, se le puede dar pistas o alternativas para que la verbalice, en vez de forzarlo a recordarla, porque eso lo va a estresar, agrega.

#3. Hacerle preguntas cerradas:

Para hacerlo partícipe de decisiones, es aconsejable usar preguntas cerradas, cuya respuesta implique un "sí" o un "no" o dar solo dos alternativas, como "¿Quieres té o café?, en vez de ¿qué quieres tomar de desayuno?"

#4. Háblale de su pasado

Además, es aconsejable hablarle de su pasado o de cosas cotidianas a pesar de su silencio.

#5. No confrontar

Para evitar estrés y angustia al paciente, los especialistas sugieren no confrontarlo ni corregirlo, porque eso lo frustrará y puede afectar su estado anímico. Cristián Cáceres sugiere seguirle la conversación y más adelante precisar lo que haya confundido. Y si la persona repite una pregunta o relato, ármese de paciencia y vuelva a escuchar. Nunca le grite ni le diga "eso ya lo dijiste" o "ya te respondí", para no generarle angustia.

Graham Stokes advierte también contra "la tiranía del deber ser". "Decirle tienes que vestirte, tienes que levantarte, etc. presiona, aumenta la ansiedad y lleva a conflicto". En cambio, sugiere "usar palabras como 'me gustaría que', preferiría', 'ayúdame a". Y si no va a pasar nada terrible si deja de hacer algo, no lo obligue. Eso lo va a relajar a él y al cuidador".

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x