Boricua's Spartans

Tony Zayas Ponce

Reto extremo

Espartanos representarán a la Isla en un desafío deportivo en Virginia

20 de septiembre de 2016 10:34 am

Por: María De Los Milagros Colón | [email protected]

Llegaron el domingo a su última carrera de práctica juntos. “Cuatro millitas nada más,” en el Monte Realengo en Toa Alta. El próximo sábado es su gran reto. 44 boricuas partirán a Virginia para participar en la conocida carrera de obstáculos Spartan Race.

No se trata de una carrera cualquiera, sino de un evento extremo en el que deberán correr diez millas con obstáculos y condiciones extremas, trepando sogas, cargando grandes pesos, arrastrándose por el lodo, en fin, un reto donde la capacidad física y mental de los participantes se lleva a los límites y solo aquellos con mayor voluntad logran completarla, explicó Armando Vengoechea, el único en Puerto Rico certificado como Spartan SGX Coach, y líder del grupo Boricua’s Spartans.

“La parte más difícil de entrenar a una persona es la parte mental”, explicó, a la vez que enumeró las razones principales por las que la gente “se quita”: cansancio, mala alimentación, alcohol, en fin, falta de voluntad, pues al final, dijo, todo está en la mente. “Es la que controla al cuerpo”.

Es entonces cuando “se vienen a buscar excusas, pero cuando ellos ven que alguien puede hacerlo, de pronto se activan”. Vengoechea es un hombre enérgico, de ojos grandes y gran ánimo que asegura que su primera carrera en 2013 fue “life changing”.

“Es esencial saber que cada persona tiene un paso”, dijo.
En Monte Realengo seguían juntándose personas de diferentes formas, tamaños y colores. No hay que ser un atleta o estar “fit” para asistir a la carrera, sino más bien, como dijo, tener voluntad.

El grupo de los 44 espartanos boricuas está compuesto por hombres y mujeres entre las edades de 27 a 55 años. Hay estudiantes, profesionales, empleados de empresas públicas y privadas, retirados, corredores, personas que prefieren las pesas, otros que han optado por el crossfit y unos cuantos que recién se han estrenado en deporte alguno. Hay de todo.

“Ellos (en Spartan Race) te rompen”, dijo por su parte el también entrenador Rafael Perea Rivera. Pero si es así, si es tan duro, si “te rompen”, ¿para qué hacerlo? “Es un desafío”, contestó. Un desafío que Vengoechea compara con la vida misma.

“Tienes que aprender a ver la vida como ves la carrera, la vida es la única cosa que te va a dar bien duro, te va a poner de rodillas, te van a pasar mil cosas y tú tienes que ser fuerte, y tienes que sobrepasar esos problemas de la misma manera que sobrepasas los obstáculos”, explicó.

“Yo hago lo mismo con toda esa gente que entreno. Les digo: ustedes tienen que hacer de esta carrera su vida. Cualquier cosa que les pase, ustedes tienen que decir vamos a seguirla, vamos a subir la soga, porque hay maneras. Llega un momento dado que tú no puedes y siempre va a ver alguien que te va a dar la mano”.

Ya no había más tiempo para hablar. Llegaron todos los participantes y la tierra y el pastizal esperaban a ese grupo de los cuarenta que, bandera de Puerto Rico en el pecho, se enfrentarán este fin de semana a un reto que al final trata más bien de un desafío personal.

La empresa Spartan organiza cuatro carreras distintas, la “Sprint” de entre 3 y 7 millas, la “Super”, entre 8 y 10 millas, la Beast, entre 12 y 15 millas y para los más bravos, la Ultra Beast, que dobla en tiempo y obstáculos a la anterior.

Los boricuas participarán el sábado de la “Super” y el domingo de la “Sprint”.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x