El agrónomo Ian Pagán Roig sostuvo que, en el pasado, ni el CDC ni el Gobierno habían considerado “las fumigaciones aéreas por lo costosas que son”.

El agrónomo Ian Pagán Roig sostuvo que, en el pasado, ni el CDC ni el Gobierno habían considerado “las fumigaciones aéreas por lo costosas que son”. / ARCHIVO

Alternativa al Naled no es "no es tan inocente"

Expertos afirman que fumigar con BTI puede provocar alergias

26 de julio de 2016 06:09 am

Por: Olga Román | [email protected]

La propuesta de asperjar por vía aérea el BTI en la Isla para combatir el Aedes aegypti, -mosquito que transmite el virus del zika- “no es tan inocente como se quiere pintar”.

Esa es la opinión del doctor Rafael Joglar, profesor de biología en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras y quien, además, es miembro del Frente Unido en Contra de las Fumigaciones Aéreas.

El pasado viernes, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, rechazó la fumigación con el pesticida Naled, que fue sugerido por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, el Gobernador avaló el uso del BTI (Bacillus thuringiensis israelensis), alegando que es “menos tóxico que el Naled”, “que no causa daño”, que se “puede encontrar en cualquier ferretería” y que miembros de la comunidad médica lo favorecen también.

El doctor Joglar definió el BTI como “un larvicida químico, creado por humanos sobre la base de una bacteria para controlar las larvas de los mosquitos”.

“Se hace sobre la base de una bacteria, pero se le añaden un montón de componentes químicos”, advirtió el experto en biodiversidad, que, en el transcurso de esta semana, espera anunciar en rueda de prensa los hallazgos de la investigación que realiza el frente sobre la sustancia.

El profesor expuso que si bien es cierto que aparentemente el BTI es menos peligroso que el Naled, el larvicida “se ha querido pintar como completamente inofensivo”, “no es tan inocente como se quiere pintar” y “todo parece indicar que es problemático”.

“Hemos encontrado varios artículos que levantan unas banderas rojas de precaución”, destacó el experto.

Una de ellas, es que, además de matar las larvas de los mosquitos portadores del zika, mata las de otros insectos que son la fuente de alimento de coquíes, lagartijos y aves.

Por su parte, el agrónomo Ian Pagán Roig advirtió que el BTI, a los humanos, pudiera provocarles alergias.

El profesor Joglar señaló que la literatura indica que “puede irritar los ojos, es malo para el sistema respiratorio, para la vista, para la piel y las fosas nasales”.

El doctor opinó que, a pesar de que el Gobernador puede tener buenas intenciones, “está mal asesorado”.

“Nosotros vamos a seguir buscando más información para orientar al Gobernador y darle el asesoramiento correcto. Él tiene malos asesores y nosotros estamos muy deseosos de ayudarle. Todos queremos el bien para Puerto Rico”, destacó el académico.

“La forma de bregar con este problema (zika) no es la fumigación aérea, es limpiando y eliminando los criaderos (de mosquitos) de Puerto Rico”, expuso el profesor, al tiempo que exhortó a toda la ciudadanía a movilizarse para eliminar dichos criaderos el domingo, 7 de agosto.

Pagán Roig, por su parte, indicó que una de las formas más efectivas de matar al mosquito es mediante el uso de trampas en las casas.

“El Aedes aegypti es bien doméstico y usualmente, habita en los hogares. Esas fumigaciones aéreas no tienen un efecto muy directo en los mosquitos, que viven con nosotros. Las trampas atacan directamente a los mosquitos”, expuso.

Por otro lado, el agrónomo sostuvo que, en el pasado, ni el CDC ni el Gobierno habían considerado “las fumigaciones aéreas por lo costosas que son”, además de su escasa efectividad.

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x