Sequía

Shutterstock

El Niño ha muerto

Dejó cicatrices "escritas en la geografía"

10 de junio de 2016 11:38 am

Por: GDA / El Mercurio | Chile

Luego de calentar el planeta y causar múltiples inundaciones, aunque no palió la sequía en algunas partes del globo, el fenómeno de El Niño -que este año fue tan grande, que la NASA lo bautizó como "Godzilla"- ha terminado.

El certificado de defunción lo entregó ayer la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) a través de su informe mensual. El Niño concluyó, informó la NOAA, 15 meses después de su nacimiento, en marzo de 2015.

"No queda nada", dijo Mike Halpert, subdirector del Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA, sobre este fenómeno climático que se traduce en un calentamiento natural de partes del océano Pacífico que cambia el clima en todo el mundo.

SI TE INTERESA: El mundo está más verde y eso no es bueno

Según Halpert, El Niño de este año causó sequías en áreas de África e India, e influyó en una temporada de huracanes récord en el Pacífico. Aumentó, además, el calentamiento global, ya que la Tierra tuvo 12 meses consecutivos de temperaturas muy altas, y probablemente tendrá su segundo año consecutivo de calor intenso.

En ciertas zonas del Pacífico central las aguas se calentaron todavía más, dejando cicatrices "escritas en la geografía y en la apariencia de los arrecifes coralinos que durarán décadas", afirmó Kim Cobb, especialista de ciencias climatológicas de la Universidad Georgia Tech y experta en corales.

"Este El Niño ha causado algunos de los peores blanqueos y muertes de corales que hayamos visto", dijo Mark Eakin, coordinador de observación de corales para la NOAA.

SI TE INTERESA: 3 formas en que el cambio climático afecta a las mascotas

La Tierra está ahora en la fase neutra del ciclo natural de El Niño, que incluye su contraparte más fría, La Niña. La NOAA pronostica 50% de probabilidades de que aparezca La Niña a fines del invierno del hemisferio sur y 75% de probabilidades a finales de la primavera. Por lo general, este fenómeno causa más huracanes en el Atlántico.

A la luz de los estudios de la académica de la Universidad Georgia Tech, existe evidencia, aunque no concluyente, de que el calentamiento global causado por la actividad humana está originando fenómenos de El Niño mayores y más frecuentes.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x