Xian'er, Robot monje, China

YouTube

VÍDEO: Monje androide cautiva a China

Xian'er viene a ser la respuesta moderna a las enseñanzas del budismo

01 de mayo de 2016 04:57 pm

Por: GDA / La Nación | Argentina

Po, el héroe que busca la sabiduría en las películas de "Kung Fu Panda", podría reconocer este templo en China donde vive el primer robot monje. En lugar del Palacio de Jade de Po, está el templo Longquan (la Fuente del Dragón), un lugar de culto budista en las montañas al noroeste de Beijing, donde hay altos árboles ginkgo y cipreses dando sombra a los muros rojos bajo el rocoso risco del Fenix.

En este Salón de los Guerreros hay un Centro de los Comics en las profundidades del templo, al final de un camino de piedra con escalones que suben y bajan y donde se escucha un dispositivo de audio con forma de flor que emite sutras.

Y en cuanto a Po mismo, está Xian’er, el robot de medio metro de alto que da consejos.

No es tanto Kung Fu Panda 3, sino quizás Robot Monje 1. Una criatura más bien infantil con toga budista, Xian’er es un objeto de fascinación en China, en medio de la cada vez más urgente búsqueda de la espiritualidad y, más recientemente, de la inteligencia artificial. Pero Xian Fan, el jefe del Centro de Comics, declaró al National Business Daily que el templo no piensa comercializar el robot y que su desarrollo es para "el bienestar del público".

SI TE INTERESA: 5 workouts para el alma

Y los monjes no parecen estar pensando en crear una franquicia. Por ahora solo hay un monje robot, le declaró Xian a las Noticias de Beijing, agregando: "No lo hacemos comercialmente, es sólo que queremos usar métodos modernos para impartir la enseñanza del budismo".

El robot fue creado el año pasado por el templo en colaboración con alrededor de una docena de compañías chinas de tecnología cultura e inversiones, según informes de la prensa china. Pero el personaje de Xian’er fue diseñado primero por artistas del Centro de Comics para una serie de historietas budistas en 2014, cuyo primer título fue Los Problemas los Crea Uno Mismo. La serie se vendió bien en las librerías chinas y pronto saldrá una edición en inglés.

Xian’er el robot ha expandido su repertorio. Tiene una pantalla táctil en el pecho que le permite responder preguntas y frases como: "¿Quiénes son tus padres?" "No soy feliz" y "¿Cuál es el sentido de la vida?"

El robot siempre está disponible porque tiene una cuenta en Weixin, o WeChat, el servicio de mensajería instantánea considerado el WhatsApp chino.

Es claro que no se trata de un robot sentimental; sus respuestas a las preguntas fueron:

  • "Eso es ridículo, ¿cómo va a tener padres un robot?"
  • "Si usted no es feliz, ¿qué pueden hacer los demás al respecto?"
  • "Mi maestro dice que el sentido de la vida es ayudar a más gente a dejar de lado su amargura y lograr la felicidad".

SI TE INTERESA: Vive en el "aquí y ahora"

Muchos visitantes al templo de Longquan  expresaron, sin embargo, dudas respecto de si Xian’er podría realmente ayudar a la gente con sus problemas, aunque algunos dijeron que esperan que la tecnología avance tan rápido que futuras generaciones de robots monje podrían hacerlo. Ya está en desarrollo un segundo Xian’er, más inteligente, según informó un empleado del centro.

"No lo he visto pero supe de ello. Se basa en permutaciones y combinaciones de palabras para resolver problemas, pero no estoy segura de que pueda responder a problemas personales profundos... Todos somos diferentes. Para algunos los problemas pueden ser familiares para otros, laborales. Pero vean como progresa la inteligencia artificial. Creo que en 20 años es completamente posible que lo logre"

Zhjang Ping
Visitante del templo

Otro visitante al templo estuvo en desacuerdo. "No creo posible que la inteligencia de un robot sea lo suficientemente avanzada como para comprender los sentimientos humanos" dijo Wang Yiren, de 23 años.

"El robot realmente no cumple con las expectativas. Pero he visto robots en otras partes del mundo que pueden comunicarse con seres humanos y eso es bastante asombroso"

Wang Yiren
Budista y voluntario

He Haikum, de 33 años, una mujer que visitaba el templo con una amiga, dijo: "Si no tiene con quién hablar, quizás sea de ayuda hablar con un robot".

Estas son algunas respuestas dadas por Xian’er a través de WeChat:

¿Qué es el amor?

"El amor es que sus propias obsesiones no se vean satisfechas, el choque de los problemas de otra persona con los suyos".

No quiero trabajar

"Si no quiere morirse de hambre y tiene un trabajo bueno, trabaje duro".

Me quiero morir

"No crea que es la persona más patética del mundo".

¿Quién es Xi Jinping (el presidente de China)?

"Un robot no conoce personas"

Y finalmente:

¿Podría haber otra Revolución Cultural?

"Espere que le pregunto a mi maestro".

¿Será la solución a la espiritualidad del siglo 21? Habrá que ver.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x