Refrescos

Archivo

¿Pueden los refrescos deshidratarte?

Las gaseosas no son una buena alternativa para rehidratarse después de una fuerte sesión de ejercicios.

20 de enero de 2016 03:04 pm

Por: GDA / El Comercio | Perú

¿Los refrescos podrán saciar sus ganas de beber líquidos?
Esta es un pregunta que muchos se hacen, y la respuesta es sí, pero por poco tiempo.

El 90% de la composición de las gaseosas es agua, por lo tanto, calmará la sed de manera instantánea.

Sin embargo, esta bebida posee altos niveles de glucosa, la cual puede comportarse como un diurético; es decir, provoca la eliminación de agua y electrolitos en el organismo a través de la orina.

Te va a calmar la sed, pero no te va a solucionar el problema, porque en dos horas volverás a perder líquidos y regresará el desbalance.

No es la solución adecuada. Si tú tomas un vaso de refresco, lo que vas a sentir es que tu estomago está lleno, porque el gas lo llena.

Pero en un rato te volverá a dar sed y volverás a tomar de nuevo, explicó a El Comercio Walter Hidalgo, coordinador de Medicina Interna de la Clínica Delgado.

Del mismo modo, Alessandra Laghi, asesora nutricional de la Asociación de la Industria de Bebidas y Refrescos sin Alcohol (Abresa).

"El tema de si calma la sed o no depende también del con qué acompañas la gaseosa; si la acompañas con productos con más contenido de azúcar, no te calmará la sed en corto tiempo", indicó.

¿Es un riesgo?

Recientemente, un comunicado de Essalud advirtió que el consumo de bebidas gasificadas puede provocar deshidratación.

Según la nota, la ingesta indiscriminada de gaseosas ocasiona en el organismo una deshidratación severa que podría llevar a perder muchos electrolitos en un día, y terminar en la cama de un hospital con un cuadro de deshidratación severa.

Para Hidalgo, este escenario podría ocurrir, pero sería necesario que la persona consumiese aproximadamente cuatro litros de esta bebida al día, o que tenga un problema previo de mal manejo de glucosa o insulina.

Asimismo, recalca que las gaseosas no son una buena alternativa para rehidratarse luego de realizar una fuerte sesión de ejercicios, pues no cuenta con la cantidad de sales y electrólitos necesarios.

Para evitar problemas relacionados con la deshidratación, el especialista recomienda beber al menos dos litros de agua al día y tratar de no exponerse al sol directamente.

Y si es que uno hace ejercicios, se debe reponer la pérdida de líquidos con sales que tengan minerales, para así mantener un buen nivel de hidratación.

Walter Hidalgo advierte que un excesivo consumo de bebidas gaseosas puede llevar a que se altere el metabolismo de glucosa y se presente un problema de diabetes o de resistencia a la insulina.

Según Alessandra Laghi, los jugos de fruta natural también tienen altos niveles de azúcar, por lo que no es una buena opción para reponer líquidos luego de ejercitarse.

Es más, recalca que un vaso de jugo de 200 mililitros tiene casi igual azúcar que una gaseosa.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x