La patrullera Luisa Fernanda Urrea

La mujer policía amamantó a una bebé abandonada / Cortesía / Noticias Caracol

VÍDEO: Su instinto maternal la ayudó a salvar a bebita abandonada

Una policía de Colombia amamantó a la pequeña que hallaron tirada en un pastizal

16 de enero de 2016 04:01 pm

Por: ÍNDICEPR.COM | [email protected]

Una bebita de apenas una hora de nacida fue tirada en un pastizal en el municipio de Tuluá, en el Valle del Cauca. La chiquita, con el cordón umbilical todavía pegado a su cuerpito y víctima de hipotermia y heridas, seguramente hubiera muerto si no fuese por una mujer que la encontró y una agente de la policía que, por instinto, le salvó la vida con lo más simple pero indispensable: su leche materna.

SI TE INTERESA: Fotógrafa captura la lactancia en tiempo real

La historia ha conmovido al mundo. La chiquitina, que ya está en manos del Departamento de Familia colombiano, lloraba en el monte cuando una mujer de 59 años que se encontraba recogiendo chinas  dijo que escuchó su llanto y pensó, de primer momento, que era un gato.

“Fui a recoger unas naranjas, entonces yo creí que era un gato. Abrí la estopa y me di cuenta que no era un gato, sino una niña”, aseguró Edinora Jiménez, quien encontró a la bebé.

Ahí entró la patrullera de la Policía, Luisa Fernanda Urrea, quien recién dio a la luz y cuando llegó a la escena, sin pensarlo, sacó uno de sus pechos, cargados de leche, y empezó a amamantar a la bebita.

“Debido a que soy madre lactante, conozco las necesidades que puede tener esta criatura y le di alimentación a la niña”, dijo Urrea.

La patrullera aseguró que trató de volver al otro día al hospital Tomás Uribe, donde está hospitalizada la nena, pero no le permitieron el paso por medidas de seguridad. La niña está siendo alimentada ahora con fórmula, pero ese primer contacto materno fue providencial para salvarla.

SI TE INTERESA: 10 beneficios de la lactancia materna

Por otro lado, las autoridades y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar buscan a la madre biológica de la menor para iniciar un proceso penal que podría incluir hasta tentativa de asesinato.

La mujer policía fue alabada como una heroína por su acción instintiva, sobre todo en tiempos en los que la lactancia materna es vilipendiada públicamente. Afortunadamente, a Urrea no le importó el qué hablar, y gracias a su acción desprendida no solo cumplió con su deber sino que labró un milagro.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x