Ramón Clemente

Vía Instagram / @ramonclemente

Ramón Clemente se adueña de las redes sociales

Además de baloncelista, en jugador es el más activo en Twitter, Facebook e Instagram

07 de septiembre de 2015 10:41 am

Por: Raúl Álzaga | Para ÍNDICE

Cuando se habla del delantero fuerte del Equipo Nacional, Ramón Clemente, éste suele ser destacado por su juego aguerrido en la pintura, su olfato por el rebote y su física defensa a pesar de solo contar con 6’5” de estatura.

Pero solo recientemente es que también se le está conociendo por otra faceta: el rey de las redes sociales entre los jugadores boricuas.

Quizás otros como José Juan Barea (282 mil seguidores en Twitter) y Renaldo Balkman (39 mil seguidores en Twitter) tengan más arraigo mediático por la exposición que han tenido pero, ciertamente, ninguno está más activo que ellos, ni interactúa con sus fanáticos con la frecuencia que lo hace Clemente. Y ni hablar de ponerse a inventar a través otros medios como Instragram, Snapchat y Periscope como lo hace Clemente, quien también origina y edita videos.

“Es ‘cool’ poder interactuar con gente. Recuerdo que empecé con esto cuando existía MySpace. Solía tratar de dar con gente famosa y no te contestaban. Pero yo estando en esta posición soy a la inversa. Me gusta interactuar. No a muchos jugadores les gusta, pero a mí sí. Hay quienes lo ven como una distracción, pero no para mí”, dijo Clemente, quien tiene pocos más de 17,700  seguidores en Twitter y 11,300 en Instagram.

“Yo lo hago cuando no estoy haciendo nada. Hay quienes me preguntan cuánto tiempo dedico a mis redes porque a veces hago hasta videos editados. La realidad es que no me toma mucho tiempo porque he aprendido a hacerlo rápido. Es divertido. Y es algo que me entretiene aún más que el baloncesto”.

Por eso no es raro ver a Clemente con celular en mano mientras está en el autobús camino a la práctica, si está en el restaurante esperando por comida o si está en el lobby del hotel descansando. Es algo que ya es parte de su diario vivir y le saca el mayor provecho para darse a conocer sin que conflija con su labores como canastero.

“Cuando estoy dentro del tabloncillo soy todo seriedad. Soy un profesional para mi trabajo. Pero una vez estoy fuera de mi área de labor, soy yo la persona que reflejo en mis redes. Y no entiendo por qué algunas celebridades se hacen ver como que no tienen tiempo para responderle a sus fanáticos, a sus seguidores. Porque la realidad es que sí pueden hacerlo. Solo que optan por no hacerlo. Yo no tengo un millón de seguidores, pero trato de contestarle a cuantas personas pueda según tenga el tiempo”, confesó Clemente.

“Y yo antes no sabía lo importante que a veces es responderle a una persona. Quizás eso le haga el día a alguien o lo haga sentir importante. ¿Y por qué no hacerlo? Además, esto no dura para siempre. Quizás en 15 años nadie se acuerde ni quién es Ramón Clemente. Así que el momento de hacer esas cosas es ahora”.

Sin embargo, Clemente posiblemente sí siga vigente en el ambiente aún luego de su retiro, pues si se concretan sus planes una vez concluya su carrera, quizás se haga hasta más famoso.

“Quiero ser director de cine”, dijo Clemente.

“Soy amante de la tecnología y he sido autodidacta en lo que refiere a bajar programas de edición de videos y hacer cosas por mi cuenta. He podido hacer cosas con aplicaciones como “Final Cut Pro X’ y ‘I-Movie’. Quisiera empezar por hacer una película corta”.

No obstante, Clemente, que se graduó de justicia criminal en la Universidad de Wichita State, no se ve regresando a la universidad para terminar un grado en cinematografía, sino que preferiría poder servir de ayudante a alguien con experiencia y aprender en el camino mientras labora. Y bajo esas condiciones quisiera meterse de lleno en realizar películas.

“Hace un tiempo empecé a grabar una comedia por mi cuenta en mi barrio en Nueva York. Pero eventualmente me gustaría hacer algo sobre un tema serio, sobre los barrios duros en Queens donde nací, sobre la vida allí”, dijo Clemente, que tiene tíos que residen en el pueblo de Carolina y es primo lejano del legendario pelotero Roberto Clemente.

“Recuerdo mis tiempos de infancia y fueron duros, Cuando creces allí en Queens no lo sientes pero cuando regresas te das cuentas de situaciones que hay allí y  te dices a ti mismo: ”no puedo creer que estuve ahí“.  Y lo importante cuando regreso a mi barrio es que regreso como uno más de los muchachos. No me miran como Ramón el jugador, sino como ‘Mon’ su pana. Nadie me da trato especial. Yo no regreso como alguien que está acá arriba mirándolos hacia abajo, sino que soy uno más al nivel de ellos, con la misma humildad”.

Aún sin trabajo 

A pesar de que Clemente es el líder rebotero de Puerto Rico en el Preolímpico y que viene de tener una sólida temporada en Argentina con el club Obras Sanitarias, actualmente es uno de los jugadores de la selección que aún no tienen un futuro claro respecto a lo que le depara su carrera luego de completado este torneo.

“No he recibido ofertas para regresar a Obras Sanitarias a estas alturas. Quizás tenga que ver con que hay un nuevo dirigente porque Julio Lamas se fue a otro equipo. Y además, Juan Gutiérrez regresa de lesión para jugar junto a Marcos Delia, así que eso también tenga que ver con que ya la posición ‘cuatro’ estará cubierta y buscarán un importado de otra posición”, dijo Clemente.

“De todas formas hay interés de otros dos equipos en Argentina en este momento, pero no quiero dar nombres porque no hay nada seguro aún.  También estoy explorando opciones en la liga de Brasil, que s una liga que me gusta mucho también. Honestamente, no estoy en pánico. Sé que algo va a caer eventualmente”.

Respecto al BSN y su renuencia a jugar con los Indios de Mayagüez, Clemente explicó que se debe a la falta de remuneración que podría tener pues su contrato está atado a la estructura salarial que aprobó la liga por sus primeros siete años.

“De la manera que está estructurado el tope salarial en Puerto Rico, donde perteneces a un equipo por siete años no me gusta. No es el dinero que puedo generar. Puedo hacer más jugando en Israel o en Argentina y por eso he optado por esa vía. Si jugar en el BSN fuese beneficioso financieramente para mí, no dudaría jugar ahí toda la temporada. Pero no bajo el actual formato económico”.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x