Pareja en la cama de un hotel con comida

Shutterstock

8 razones por las que amamos quedarnos en un hotel

Porque solo debes pensar en descansar

06 de julio de 2015 09:59 pm

Por: GDA

Una de las mejores experiencias de viajar es quedarse en un hotel.

No solo te encuentras en un ambiente nuevo donde las personas se esmeran por hacerte sentir como un rey o reina, sino que te olvidas de gran parte de las responsabilidades y solo debes pensar en descansar.

Todo en un hotel es placentero: camas cómodas, ropa limpia y comida deliciosa.

SI TE INTERESA: VÍDEO: Aventura extrema en hotel de Perú

¿Por qué amamos los hoteles? Estos son algunos de los motivos:

#1. Tenemos una cama enorme

Es probable que la cama del hotel sea más grande que la que tienes en casa y puedes estirarte sin toparte con la cabecera o que tus pies sobresalgan.

#2. El servicio a la habitación

A veces nos da tanta flojera movernos de nuestra cama para comer que preferimos aguantarnos el hambre unas horas más. Lo bueno del hotel es que si tienes ganas de algo rico en cualquier momento, basta con levantar el teléfono y ordenarlo. Sí, el delivery del restaurante hace lo mismo pero suele ser un servicio con costo extra.

#3. El desayuno buffet

En un día cualquiera estamos tan apurados por la mañana que nos saltamos el desayuno. Si te quedas en un hotel, no hay forma que te pierdas la oportunidad de disfrutar de uno abundante con opciones que no tendrás en casa. Todo está a tu disposición y sin el trabajo de cocinarlo.

SI TE INTERESA: FOTOS: Everything is awesome en el hotel de Lego

#4. La comodidad

Apenas entramos a nuestra habitación de hotel, notamos la cama tendida con sábanas suaves y almohadas blandas que parecen de algodón. Vamos al baño y tenemos un espejo grande y bien iluminado, con toallas limpias y tan gruesas que repelen el frío. 

#5. Bañarse es más placentero 

En casa tenemos que pelear con la ducha: que el agua está muy fría, luego muy caliente o la presión no es la adecuada. La mejor sensación de darse un baño en un hotel es sentir como el agua se calienta en segundos y cae sobre tus hombros con tanta fuerza que te relaja por completo. Aprovecha la oportunidad y llena la tina para disfrutar de las burbujas. 

#6. Las atenciones

Como huésped eres el rey del hotel y todos los trabajadores se encargan de tratarte como tal. Se ofrecerán a despertarte por la mañana, te invitarán bebidas de cortesía en el bar, te atenderán con una sonrisa en el restaurante, etc. No hay nada mejor que sentirse engreído de vez en cuando.

#7. La libertad

En el hotel no tienes vecinos, no hay ruidos molestos entrando por la ventana y tienes la máxima privacidad. La sensación de libertad es tal que dan ganas de bailar desnudo en el cuarto y echarse en la cama solo a ver televisión. Nadie te va a molestar.

Si tienes una razón especial, compártela con nosotros en los comentarios.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x