Psycho

10 mensajes aterradores ocultos en la película "Psycho"

Ha sido considerada una de las mejores películas en la historia del cine

04 de julio de 2015 07:00 pm

Por: GDA

"Psycho" (1960) es tal vez la película más memorable del fallecido director Alfred Hitchcock. Todo comenzó cuando el cineasta leyó la novela "Psicosis" de Robert Bloch; escritor que pasó desapercibido gracias a que Alfred compró los derechos de su novela.

Pero además, todo el crédito del filme se lo llevó el director debido a que en un principio, "Psicosis" iba a ser producida por los estudios Paramount; sin embargo, al leer la historia, éstos decidieron abandonar el proyecto. Hitchcock no se desanimó y la financió con recursos propios, además de que su producción no fue nada ostentosa y los actores y actrices que participaron eran casi desconocidos.

SI TE INTERESA: FOTOS: 10 pinturas que han sido consideradas malditas

No obstante, el gran trabajo del director y sus colaboradores hizo que "Psycho" rompiera récords en taquilla, además ha sido considerada una de las mejores películas en la historia del cine.

De hecho, la película recibió cuatro nominaciones al Oscar, en las categorías de mejor director, actriz secundaria, fotografía y diseño de arte.

#1. La calavera de Norman Bates: En la escena final se puede ver una imagen subliminal, la calavera de la madre del protagonista, superpuesta sobre el rostro de "Norman Bates", interpretado por Anthony Perkins. De hecho este efecto da más énfasis a la psicosis de doble personalidad que padece el protagonista.

#2. Letrero en el motel: En el motel donde ocurren los asesinatos, también se puede observar un cartel en el que se lee: "Alfred Hitchcock durmió aquí".

#3. Las aves disecadas: En varias escenas se ve al asesino, "Norman Bates", rodeado de pájaros disecados; un macabro detalle en la escenografía de la película, pero que también dejaba en claro que la siguiente cinta de Hitchcock sería ÂThe Birds ("Los Pájaros").

#4. Palabras de miedo: Alfred utilizó determinadas palabras subliminales con el objetivo de aumentar el temor y morbo en la audiencia. Sangre, cuchillo y asesinato fueron empleadas en la primera versión de la película "Psicosis".

#5. Calavera: También se ha mencionado que en la escena en la que la protagonista gira la silla de la madre, se puede ver la imagen subliminal de una calavera; esto con el fin de aterrar a los espectadores.

SI TE INTERESA: QUIZ: ¿En cuál película pasó esto?

#6. Blanco y negro: Para darle mayor énfasis a los dos únicos colores que utilizó en la elaboración de su película, Hitchcock decidió que Janet Leigh usaría un sostén y bolsa color blanco antes de cometer el robo, y un sujetador y bolso negro después de haber hurtado el dinero. Jugando un poco con el bien y el mal.

#7. Sonidos: Como ya se había mencionado, la musicalización fue parte fundamental de la cinta; de hecho, de "Psicosis" en adelante, la música fue primordial en los filmes de terror. Pero, en la obra maestra de Hitchcock, se dice que se utilizaron sonidos provocados por cerdos en un matadero mezclados con la música, para dar mayor dramatismo.

#8. Escena de la ducha: La idea de sonorizar la escena de la ducha no fue de Hitchcock, sino de Bernard Hermann; quien utilizó sólo un ensamble de violines debido a la fuerza de este instrumento y a que no tenían mucho presupuesto.

#9. Inodoro: Otra de las estrategias de Hitchcock, fue utilizar una escena que jamás se había mostrado en la pantalla grande. . . ¿Sabes de cuál se trata? No es el asesinato, ni la sangre en la ducha, él tomó un retrete en funcionamiento. Este hecho, aunque no lo creas, causó mucha polémica en Estados Unidos.

#10. Expectativa: Una de las armas subliminales que utilizó Hitchcock fue el no dar a conocer ni un detalle sobre la cinta para crear expectativa e incertidumbre entre el público. De hecho, se menciona que el director rodó "Psicosis" entre noviembre de 1959 y en enero de 1960, a escondidas. También se dice que Alfred reunió a todo el equipo y al reparto les hizo jurar que no revelarían nada acerca de la historia.

El secretismo se extendió después a la publicidad: "no revelen el final, no tengo otro", mencionaba uno de los carteles. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x