Tubo de agua

Shutterstock

Tomarán medidas por caída del embalse de Cidra

Ciudadanos registrarán cambios en la presión en el servicio

29 de mayo de 2015 11:59 am

Por: Alex Figueroa Cancel | Para ÍNDICE

Miles de clientes del embalse Cidra registrarán cambios en la presión en el servicio de agua potable por los ajustes operacionales que implementará la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

El ingeniero Roberto Guzmán, director de la Región Este de la AAA, explicó que los cambios responden a las medidas que tomarán debido a que el embalse de Cidra bajó hasta llegar al nivel de "Ajustes Operacionales".

Según la medida de metros sobre el nivel del mar, el embalse Cidra amaneció hoy en 400.05 metros. Guzmán señaló que de acuerdo con la regla que mide la profundidad del embalse, la medida estaba hoy en 17.01 metros.

El ingeniero explicó que desde marzo pasado habían tomado medidas que no reflejaban cambios en el servicio para los clientes, pues consistía en transferencia de agua desde el embalse Carite.

Precisó que las medidas tomadas mantuvieron por semanas la reducción en el nivel del embalse en un promedio de una pulgada diaria.

"Ya estamos en el nivel ajustes operacionales. En este punto, consideramos ajustar mucho más el sistema", dijo Guzmán.

"Lo que vamos a hacer es bajar presiones en los clientes que se sirven únicamente de Cidra", agregó.

Guzmán apuntó que estas áreas son: la urbanización Villa del Carmen, Rabanal, porciones del casco urbano, el barrio Sud y zonas del barrio Montellano.

Mencionó que también se experimentarán cambios en las presión del agua en los sectores Certenejas I y Certenejas II, que es donde hay mayor concentración de urbanizaciones, con un total de cinco.

El embalse Cidra sirve de manera directa a 22,000 clientes. Mientras, el total de abonados asciende a 45,000 si se le suma los que reciben su servicio de forma indirecta, pues suple agua a la planta de Guaynabo, dijo Guzmán.

"Vamos a seguir con las transferencias desde Carite. Si continuamos manteniendo la caída en menos de dos centímetros, siendo un centímetro lo ideal, podremos alargar el periodo de ajustes por más de 30 días, antes de notificar un racionamiento", sostuvo Guzmán.

No obstante, dijo que esa proyección de 30 a 35 días va a depender de la caída real del embalse, por lo que "si se acelera, posiblemente el momento de hacer ajustes más críticos se adelantaría".

Destacó que recientemente han notado una "reducción importante" en el consumo, por lo que hizo un llamado para que los ciudadanos "continúen cooperando".

El director de la Región Este de la AAA tiene esperanza de que las lluvias esperadas para este fin de semana ayuden a mejorar la situación, aunque recordó que el embalse de Cidra no tiene un río "tributario robusto", por lo que depende del agua que cae en la misma cuenta y de pequeños riachuelos, además de los cuatro millones de galones diarios que se bombean artificialmente.

"Sí es preocupante (la situación), toda vez que si sigue bajando, nos llevaría a una situación más crítica", expresó Guzmán. "Aunque es preocupante, las medidas tomadas nos dan una ventana más amplia".

Recordó que a esta misma fecha en 1994, cuando se registró una sequía que provocó que último racionamiento implementado hasta este año, la medida del embalse Cidra estaba dos metros por debajo de lo que está en la actualidad, con 15 metros. En la sequía de 1994, según Guzmán, el nivel de Cidra llegó tan bajo como a los 13 metros.

"En ese punto no solamente preocupa el nivel del agua, sino también la calidad", afirmó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x