Música

Shutterstock

Supera tus problemas con la musicoterapia

Te decimos cómo lograrlo

04 de mayo de 2015 09:55 am

Por: GDA / Emol

Sonido, ritmo, melodía y armonía. Así se podría definir a la música, ese conjunto de elementos que suenan y resuenan en nuestros sentidos. 

Es que la experiencia que te provee el arte musical puede transportar hacia estados elevados de animosidad, así como también hacia el mismo infierno, si es que el son no es el adecuado.

Ahora, ¿puede ser tan poderosa la música como para ayudarnos a superar los problemas? ¡Descúbrelo! 

“La musicoterapia es una técnica complementaria validada a través de estudios e investigaciones a nivel mundial”, comenta Luz Marina Ramírez, musicoterapeuta que imparte el taller “Musicoterapia, Memoria y Emociones”. Ramírez cuenta que no es invasiva y que con el sonido se llega al origen de los problemas o enfermedades de los pacientes. “Así como el sonido nos puede producir un desequilibrio, también el sonido adecuado nos puede sanar”, dice.

SI TE INTERESA: VÍDEO: Niño con hidrocefalia encanta con su voz

Según la Federación Mundial de Musicoterapia, la técnica busca descubrir potenciales y/o restituir funciones del individuo, para que este alcance una mejor organización intra y/o interpersonal y, consecuentemente, una mejor calidad de vida.

Para Luz Marina Ramírez, la terapia facilita y promueve procesos de comunicación, aprendizaje, movilización, expresión y organización de vida, que se corresponden con necesidades físicas, psíquicas, sociales y cognitivas.

En este sentido, afirma que es perfecta para resolver problemas psicológicos, reducir el dolor en enfermedades terminales, mejorar la autoestima, superar problemas de aprendizaje y de baja autoestima, así como también ayudaría en procesos de desintoxicación de drogodependientes.

Las sesiones

¿Y cómo logran esos resultados? La terapeuta comenta que el número de sesiones depende del paciente y la patología a tratar, donde cada encuentro es una experiencia musical en la más amplia concepción del término.

“Los procedimientos básicos son los que permiten la expresión corporo-sonoro-musical del paciente en sus diferentes modalidades, como exploración de sonidos corporales, vocales e instrumentales e interpretación, improvisación, composición instrumental y/o vocal”, detalla.

Además, las sesiones pueden incluir la creación de secuencias y climas sonoros, actividades rítmico-melódicas y audición de material discográfico, incluso, el que vaya creando el propio paciente.

SI TE INTERESA: VÍDEOS: 5 canciones peligrosas a la hora de guiar

La elección de los sonidos, melodías e instrumentos dependerá de cada paciente y de su diagnóstico musicoterapéutico, que determinaría la mejor reacción y por tanto, el conseguir los objetivos sanadores. “Existen diversas líneas de musicoterapia, una es la pasiva, donde el paciente escucha y terapeuta toca. La activa, el paciente es el creador de su propios sonidos y pueden ser sesiones individuales o grupales, entre otras”, agrega Luz Marina Ramírez.

¿Cómo actúa?

La música actúa sobre el sistema nervioso e influye sobre los diferentes sistemas del organismo. Cuando ocurre una crisis emocional, aumenta o disminuye las secreciones glandulares, la circulación sanguínea y regula la presión arterial.

“La música influye en nuestra mente y en nuestro organismo, mediante la creación de emociones. Por eso, cualquier pieza musical puede incidir de manera positiva o negativa, tanto que puede causarnos alegría, relajarnos y restablecer el equilibrio psico-físico, como también puede estresarnos, angustiarnos”, sostiene Luz Marina Ramírez.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x