CAP uniendo cabezas

Juan Alicea Mercado / Para INDICEPR.COM

FOTOS: Donan sus melenas por los niños con cáncer

El evento Uniendo Cabezas por los Niños de CAP reunió a miles de personas

05 de marzo de 2015 05:31 pm

Por: Cristina del Mar Quiles / Para INDICEPR.COM | [email protected]

Los mechones de pelo caían y unas cuantas lágrimas también. Cientos de personas, niños y adultos, respondieron hoy, jueves, a la convocatoria Uniendo Cabezas por los Niños de CAP, y se dejaron rapar para juntar donativos en beneficio de los pacientes de cáncer pediátrico.

Poco antes de las 5:00 p.m., ya más de mil personas habían subido a la tarima ubicada en el Coliseo Roberto Clemente para rapar sus cabeza y donar pulgadas de cabello. Otros tantos, cerca de 2,000, según estimaron los organizadores, hicieron sus donativos sin cambiar sus estilos.

SI TE INTERESA: What?! Le hacen bullying a niña que donó su cabello

Muchos llegaron para honrar a sus parientes fallecidos o convalecientes de la enfermedad, por lo que al momento de sentir las tijeras cortando el cabello o el contacto de la máquina no podían evitar la emoción. Otros, hacían caso a un deseo genuino por colaborar con la fundación.

La secretaria de Salud, Ana Ríus, se dio la vuelta por el estadio y reconoció que la Fundación CAP es la entidad que más apoya los servicios del Hospital Pediátrico. “Su labor ha sido grande y los proyectos que quedan por hacer, cuando ellos nos dan su ayuda, son más grandes aún”, expresó Ríus antes de subir a la tarima donde afeitó a su hijo

Rolando “Pancho” Guzmán, de 28 años.

Ríus enfatizó en que las colectas de la Fundación CAP se dirigen enteramente a apoyar a pacientes en Puerto Rico. Dijo que, anualmente, unos 131 niños son diagnosticados con cáncer en la Isla. En los últimos dos años, 600 menores con esta condición han sido hospitalizados en las instalaciones que ubican en el Centro Médico de Río Piedras.

Según explicó la directora de la organización, Nidia Fernández, la meta es que el Hospital Pediátrico pueda convertirse en una instalación a nivel internacional, “que los niños de Puerto Rico no tengan que salir del país a recibir sus tratamientos” y que otros puedan llegar a tomarlos aquí.

El evento también reúne a múltiples artistas y figuras de los medios.

Poco antes del mediodía llegó el cantante y percusionista Pirulo, quien no se despojó de sus largos “dreadlocks”, pero sirvió de barbero a varias personas que hicieron fila para dejarse afeitar por él.

“Siempre trato, por encima de mis cosas, ser solidario y aportar a estas cosas”, expresó el artista. “Yo lo que soy es un sentimental y la vida me está premiando en este momento con un montón de cosas bien lindas y no me quiero quedar con eso, quiero de alguna manera pasar esa bendición”, añadió agradecido por la salud de sus dos hijas.

Esta no sería la ocasión, pero Pirulo adelantó que en el futuro se cortaría su maranta de pelo.

“Es parte de mi plan de vida. Un buen día me lo dejé crecer diciendo ‘ojalá mis cosas me salgan bien y un día yo pueda tener mis cositas, mi familia y mi casa’. Entonces, en la medida en que yo vaya logrando esos sueños, es lo que me prometí a mí y lo que le prometí a la vida. Cuando estemos ahí más asentaditos, me tumbo las greñas, que había sido calvito toda la vida”, contó.

Los anfitriones de Viva la Tarde, Ivonne Orsini, Tita Guerrero y Jaime Mayol también estuvieron un rato en tarima, junto con Melina León quien ha sido puntual en su asistencia en los seis años que se ha realizado la actividad.

“Tengo familiares o allegados que han pasado por la enfermedad y también pienso en los niños y saber que a lo mejor no tienen el dinero para poder cubrir los gastos… Yo soy mamá y sufro cuando mi hijo se enferma”, explico Melina León sobre su motivación de estar presente cada año.

La cantante contó que le impacta mucho cuando llegan mujeres con el pelo largo y le piden que les pase la máquina de afeitar.

“Solemos ser vanidosas con el pelo y ver a una mujer que toma esa decisión, con el significado que lo hace, es impresionante”, resaltó.

Un grupo de 11 empleados GFR Media también aceptó el reto, así como lo hicieron trabajadores de otras empresas, escuelas y organizaciones, que llegaron con sus donativos y sus cabezas listas para ser rapadas. Fueron muchos los niños que entendieron el gesto como un acto de solidaridad con otros de sus edades que están enfermos y se unieron.

Más en la tarde, estaría Pedro Capó, capitán de la fundación durante este año, compartiendo con los presentes y rapando a los voluntarios. 

Presiona para visitar nuestra portada

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x