Zendaya

AP

El cabello no te define

Juzgar a una persona por su estilo de cabello sólo nos empuja al retroceso social y al desconocimiento

04 de marzo de 2015 07:07 am

Por: Lillian E. Agosto Maldonado | [email protected]

LOS DREADLOCKS, más que una moda pasajera, sirven como modo de expresión.

Lejos de ser un simple estilo de cabello, son un enunciado imponente que transmite un mensaje en cualquier lugar.

Sin embargo, llevar los dreadlocks puede implicar discrimen social. Ejemplo reciente son los comentarios de Giuliana Rancic, presentadora de “Fashion Police”, sobre el estilo de la actriz y cantante Zendaya en los premios Oscars. Rancic dijo que el cabello de la actriz debía oler a aceite de patchouli y marihuana.

Experiencias similares vivió Gary Javier, caricaturista y presidente del Overseas Press Club de Puerto Rico (OPC), al llevar sus dreads por ocho años.

“La gente lo ve como un acto de rebeldía, yo lo vi como una manifestación artística”, dijo a ÍNDICE.

El caricaturista narró que fue tildado de deambulante y usuario de drogas por su largo cabello en dreads. Aunque la calvicie “ganó la batalla”, Gary aún siente admiración por este estilo. “Cuando veo a alguien con ellos, sé que puede ser un artista, pero también un abogado”, expresó.

“Decir que un peinado al estilo rastafari es hediondo y descuidado es un claro ejemplo de que los prejuicios son producto del desconocimiento y se heredan socialmente”, expuso a ÍNDICE la antropóloga Bárbara I. Abadía Rexach.

Para la también profesora, el cabello sí sirve para definir quién eres y cómo es tu personalidad. “No se puede generalizar y decir que toda persona que tiene cabello rubio es ignorante o que toda persona con dreadlocks usa marihuana”, sentenció Abadía Rexach.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x