Mara Saldaña

Para ÍNDICE / David Villafañe

Un mejor estilo de vida

Mara Saldaña te explica los beneficios del yoga y aprenderás con ella a hacer tus primeras posturas

04 de noviembre de 2014 05:00 am

Por: Mara Saldaña | Para ÍNDICE

¿Estrés? ¿Cansancio?  ¿Dolores? ¿Pereza? ¿Inseguridad? ¿Desamor? Si te relacionas con alguna de estas situaciones, entonces el yoga podría ser el tónico para ti.

El yoga reduce el estrés, incrementa la energía y el sistema inmunológico, elimina toxinas, tonifica músculos, reduce dolores (físicos y mentales), incrementa la confianza en uno mismo y genera claridad, entre muchos otros beneficios.

Pero ¿qué es yoga?

Es más que una postura bien ejecutada.  La práctica del yoga puede incluir detalles tan básicos y humanos como saber respirar, habitar el momento presente, sentirse joven y renovar cuerpo-mente-alma. 

Yoga es vida, gratitud, amor propio, al prójimo, bienestar, alegría, sonrisas y mucho más, lo que  cada día voy descubriendo a través de mi práctica y las clases que ofrezco.   

La palabra yoga encuentra su raíz en el sánscrito y significa “yug” = unión, unión entre tu cuerpo-mente-alma.

El yoga en una ciencia-disciplina milenaria que, a través de los años, se ha convertido en parte de un estilo de vida para quienes lo practican. 

Comenzamos esta semana con una secuencia de asanas (posturas) llamada “saludos al Sol” (Surya Namaskar).  Esta secuencia de posturas se practica en varios estilos de yoga, como el Hatha Yoga, cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación.

El saludo al Sol es recomendado por sus beneficios para personas de todas las edades y, especialmente, para los que no pueden dedicar mucho tiempo a su práctica de yoga. Trabajan la mayor parte de los grupos musculares, así como la columna vertebral y el sistema respiratorio. Esta serie de asanas logra vitalizar, estimular varios sistemas, energizar, rejuvenecer el cuerpo y, a la vez, relaja la mente. 

En la secuencia del Surya Namaskar se realizan 12  posturas de yoga vinculadas entre sí por un movimiento fluido y acompañado por pranayamas (respiraciones).

Cada una de las 12 posiciones de estiramiento en la secuencia del Surya Namaskar contribuye a trabajar potenciando una parte diferente del cuerpo y los diferentes grupos musculares. Por otra parte, practicar cada mañana esta secuencia ayuda a expandir y contraer el pecho con el fin de regular la respiración: pranayama. 

Si buscas ejercicios tonificantes y relajantes, haz cada mañana el Surya Namaskar. Incluir esta secuencia a una rutina de entrenamiento puede contribuir de una manera muy eficiente a la flexibilidad de la columna vertebral y elasticidad de las articulaciones.

IMPORTANTE: Antes de comenzar tu práctica, debes estar consciente de que muchas posturas tienen beneficios y, a su vez, puede tener contraindicaciones. Nunca comprometas tu cuerpo a completar una postura que te pueda lastimar.  El cuerpo es un sabio templo y comunicará cuáles son sus límites. Practica la postura bajo la supervisión de un instructor de yoga certificado.

13 pasos para el saludo al Sol

  1. La primera postura requiere estar de pies con los pies juntos. Las palmas deben de estar en el pecho en gesto de oración o Angeli Mudra. El yogui debe distribuir su peso uniforme en sus pies. Inhalando y exhalando por la nariz. Postura de la Montaña - Tadasana.
  2.  Inhalando profundo, presiona los brazos hacia arriba abriendo pecho buscando expansión en el área del corazón. Mantener las piernas rectas y relajar el cuello. Flexión atrás.
  3.  Exhalando llevas tu cuerpo hacia adelante. Llevando frente hacia tus rodillas tocando el suelo.  Puedes doblar un poco las rodillas y tocar el piso. Flexión frontal = Padangusthasana
  4. Inhalando llevas la pierna derecha hacia atrás y colócala rodilla en el suelo. Arquea la espalda, levanta barbilla, mira hacia arriba. Lunge.
  5. Exhalando traer la otra pierna hacia atrás.  Postura del perro boca abajo. Ejercer fuerza sobre dedos de los pies y manos bien abiertas, exhalando al mismo tiempo, elevar las caderas. Tu cuerpo debe terminar en una posición de V invertida. Debes llevar los talones y la cabeza hacia abajo, manteniendo los hombros hacia atrás. Postura del perro boca abajo = Adho Mukha Svanasana.
  6. Mantén las palmas de las manos estables en el suelo, apoya rodillas en el piso, caderas hacia atrás, frente al suelo y brazos extendidos. Inhalas y exhalas. Postura del niño = Balasana.
  7. Inhalando y deslizas cuerpo hacia adelante abriendo el pecho, brazos extendidos. Lleva mirada hacia arriba. Postura del perro boca arriba = Urdhva Mukha Svanasana
  8. Exhalando regresa a postura del perro boca abajo (V invertida).
  9. Inhalando llevas pierna derecha entre tus manos. Rodilla izquierda en el suelo. Mira hacia arriba, caderas hacia adelante. Lunge.
  10. Exhalas llevando pierna izquierda al lado de la derecha. Estira rodillas, frente hacia tus rodillas. 
  11. Inhalas subiendo brazos por los lados arriba de la cabeza. Expande pecho mirando arriba. Abre bien brazos hacia arriba.
  12. Exhalas, juntando palmas hacia el corazón.
  13. Finaliza con la postura que comenzaste. Tadasana

Repites varias veces como calentamiento. Siempre conciente de la respiración, mantener área abdominal contraída, (subes el zipper abdominal) para proteger espalda.

El saludo al Sol puede intensificarse sosteniendo la postura por varias respiraciones, añadiendo ciertas postura durante la secuencia como postura del Guerrero 1 y Guerrero 2.

Esto es yoga para la vida… mucho más que posturas bonitas. ¡Hasta la próxima semana!

Escríbele a Mara Saldaña a [email protected] Consíguela también Facebook e Instagram.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x