Jóvenes de diferentes escuelas se unieron a GFR Media en el recogido de basura de la playa Las Picúas.

Jóvenes de diferentes escuelas se unieron a GFR Media en el recogido de basura de la playa Las Picúas. / PARA ÍNDICE / GERALD LÓPEZ-CEPERO

Sacan brillo a Las Picúas

GFR Media aporta su granito en la Limpieza Internacional de Costas

22 de septiembre de 2014 05:00 am

Por: Mariela Fullana Acosta | Para ÍNDICE

POR OCTAVO año consecutivo, la empresa GFR Media, y las marcas que la componen, dice presente en la Limpieza Internacional de Costas de Scuba Dogs Society y su tradicional recogido de basura que se llevó a cabo el sábado en la playa Las Picúas, en Río Grande.

Unas 150 personas respondieron al llamado de la empresa, que está comprometida con la conservación del ambiente, según informó Ana Bonilla, oficial ejecutiva de finanzas (CFO, en inglés) de GFR Media y capitana de costa de Scuba Dogs.

El recogido de basura comenzó a las 8:40 a.m., cuando los presentes se dividieron en grupos de cuatro y cinco personas para iniciar la limpieza. Además de los empleados de GFR Media, empresa que agrupa a los periódicos El Nuevo Día, Primera Hora e ÍNDICE, se unieron al recogido estudiantes de las escuelas Pedro Falú Orellano, de Río Grande; Isidro Sánchez, de Luquillo; Colegio Puertorriqueño de Niñas y Baldwin School, de Guaynabo, así como Casa Montesori del Niño y Cupeyville School, de Río Piedras.

“Algo positivo que hemos observado es que hay menos basura que otros años. No hay tanto desperdicio sólido grande, y sí lo que siempre hay: las colillas (de cigarrillo), las envolturas plásticas, las tapitas plásticas. Esa es la mayor basura que hay, aunque siempre hay sus escondites, basureros donde la gente, como no tiene dónde depositar la basura, la deja en esas áreas”, señaló Bonilla.

Explicó que hace siete años, el periódico El Nuevo Día “apadrinó” la playa Las Picúas, en Río Grande, luego de observar grandes cantidades de basura en la zona, y después de haber participado el primer año en la limpieza del balneario La Monserrate, en Luquillo.

Bonilla sostuvo que aunque el municipio de Río Grande le ha brindado la mano con el recogido, todavía se necesita que ubiquen zafacones en la zona para mantener la playa lo más limpia posible.

“¿Qué nos hace falta? Poner zafacones, quizás en la playa es difícil, pero vamos a ponerlos hacia la carretera, para que la gente cuando se vaya de la playa a sus carros, pueda depositar la basura en esos zafacones y que el recogido de esa basura sea más fácil. Mientras no tengamos recogido, siempre vamos a tener basura”, agregó.

Durante el evento se observaban jóvenes, así como niños y adultos con bolsas plásticas y guantes, recogiendo cualquier desperdicio sólido que encontraran.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x