Fútbol

Suministrada

Sin impulso el balón

Figuras del fútbol a nivel local explican por qué el deporte no avanza en Puerto Rico

28 de agosto de 2014 05:34 am

Por: Wilfredo R. Cubero Jiménez | [email protected]

NO CABE duda de que el Mundial de Fútbol, que se celebró en Brasil durante este pasado verano, despertó pasiones en todo el mundo. Mejor aún, una vez finalizó, son muchos más los niños y jóvenes que practican este deporte.

En los pasado ocho años, el llamado deporte rey creció de manera significativa en Puerto Rico, según entrevistados, pero ahora que ya no existe la algarabía del Mundial, ¿dónde ha quedado este deporte en la Isla?

Para Eric Labrador, presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol, el deporte sí ha manifestado un aumento sostenido. 

“Lo que hemos visto en estos últimos años es el crecimiento por parte de los niños para practicar más el fútbol que otros deportes. Ya se ve el cambio porque se están enfocando en usar el fútbol como medio para conseguir becas en Estados Unidos y en Europa”, explicó Labrador.

El ejecutivo señaló a ÍNDICE que parte importante de su tarea como líder federativo ha sido el capacitar adecuadamente a todo aquel entrenador que trabaje con los equipos de aquí.

“Hemos estado ofreciendo cursos para entrenadores de alto rendimiento y para los entrenadores juveniles. Estamos trabajando en la preparación de los técnicos para que exista mayor educación y así los jugadores puedan estar mejor preparados.  Además, hemos trabajado con los árbitros. Hemos ofrecido tres cursos por año y es un plan continuo, y lo vamos a reforzar”, indicó.

Pese a los esfuerzos realizados, Labrador destacó que aún faltan algunos escalones para poder llegar a la élite del deporte mundial. 

“Para que la gente entienda de lo que hablamos, nuestro equipo del Sub-20, que el año pasado compitió en Puebla,  México, y se quedó a un espacio de clasificar al Mundial de esa categoría, todo eso costó cerca de $150,000. Hace poco hablé con el presidente de la Federación de Costa Rica, y  para que ese equipo llegara al Mundial tuvieron que invertir sobre $3 millones. Eso cuesta tener un equipo a ese nivel”, aclaró.

Muy lejos de la meta

Pero los problemas del desarrollo del juego no se detienen ahí. Para el entrenador de la selección mayor de Puerto Rico, Vítor Hugo Barros, las condiciones del deporte en la Isla todavía están lejos de poder alcanzar un nivel óptimo.

“Existen dos situaciones. La primera es que hay mucho interés de los niños y sus familias, quienes buscan dónde jugar, y esto es algo que pasa siempre luego de un Mundial, pero Puerto Rico pasa por un problema económico bien serio y hay mucha gente que deja de participar en los clubes. Así que el problema es económico y no por la evolución del juego, porque la gente lo piensa dos veces porque lo ven como un lujo”, aseguró.

Hugo Barros agregó, sin embargo, que “el problema mayor es la estructura del deporte y las instalaciones para desarrollar a los jugadores”.

El técnico brasileño, quien reside en la Isla  hace 25 años, enfatizó que todo el trabajo y la responsabilidad no pueden recaer sobre el Gobierno y la federación.  Por eso aceptó que el deporte  necesita una mano amiga, en especial del sector privado.

“Tenemos que  empezar una pirámide desde arriba y no desde abajo. No podemos hacer castillos de arena, se necesita el dinero porque hay que aceptar que el fútbol al igual que otros deportes es un negocio. Lamentablemente, el público ya no es quien paga, ahora quien paga es la publicidad. En Brasil, no fue hasta que esa inversión entró que el juego evolucionó y en Estados Unidos tardaron 15 años en desarrollar los clubes”, mencionó.

Urgen campos profesionales

Mientras,  fuera del organismo la percepción de la situación del juego es una muy parecida.

Para el doctor en medicina general Domenech Figueroa, quien  disfruta del juego a través de sus hijos, también piensa que son dos los factores que hacen que ese deporte no haya evolucionado de la manera en que debió hacerlo.   

“Primero no hay canchas adecuadas”, dijo. “Número dos, la federación no ha logrado crear un torneo oficial para las categorías menores. Los deportes grandes los tienen, pero el fútbol no. Los torneos que hay son privados y no pueden desarrollarse muchas selecciones. Los niños se quedan jugando con los mismos niños que comenzaron hace años y no aumentan su nivel de competencia”, aclaró  Figueroa.

Por su parte, Héctor “Pito” Ramos, quien es uno de los jugadores locales de mayor impacto a nivel internacional y juega con el Metaphan de la primera división en la Liga de El Salvador, comentó  su visión del juego. 

“Pienso que el fútbol ha crecido bastante. Sabemos que hay mucho talento en Puerto Rico y que gracias a eso se ha visto el crecimiento”, precisó Ramos, quien añadió que hay que buscar que se invierta en el fútbol.

 

Para los entrevistados, durante el Mundial de Brasil quedó demostrado que a Puerto Rico le gusta y le interesa el fútbol, pero aún falta mucho terreno por recorrer.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x