pareja amor relaciones

Thinkstock

Cómo no arruinar tu relación

Conoce seis alternativas para que tu vida de vida de pareja siga exitosa

12 de mayo de 2014 07:00 pm

Por: Francisca Vargas V. / GDA

Cuando las personas comienzan a amar y a darse cuenta de que el otro/a se vuelve demasiado importante, a veces de forma casi imperceptible nace también el temor a sufrir una desilusión.

Entonces, sin previo aviso, hay quienes comienzan a hacer todo lo posible, para que ese "amor" termine por distanciarse, aburrirse y emprender la partida.

Según la psicóloga Joselyn Rojas G., directora del Centro Psicológico New Feel, este tipo de comportamiento se debe a que se activa el miedo a ser vulnerable.

Para conocer, con exactitud, los tipos de comportamientos desafortunados que se pueden tener en una relación, la especialista detalla los seis errores más comunes.

No comunicar, hablar, expresarse: ¿Sé cómo está mi pareja emocionalmente? ¿Sé qué es lo que más le preocupa en este momento? ¿Sé lo que espera o quiere de esta relación? ¿Sé con exactitud y profundidad lo que realmente le gusta y no le gusta de mí? ¿Sé lo que siente y piensa de nuestra sexualidad? Si no puedes responder con profundidad o, peor aún, la respuesta es un 'no sé', es porque la comunicación es de muy mala calidad.

Posesivos tóxicos: Son los que limitan a la pareja, provocando insatisfacción y desdicha con pensamientos del tipo "mi pareja debe estar conmigo y nadie más", o "él o ella debe pasarlo bien sólo conmigo". Lo peor es que a raíz de esa dependencia dañina, el más pequeño detalle o conflicto es una amenaza para el éxito de la relación.

Vivir la relación desde la carencia: Es una equivocación recordarle en forma frecuente los defectos, errores y situaciones dolorosas a una pareja. Como respuesta, la otra persona tendrá una actitud defensiva sintiéndose como un enemigo. La confianza morirá y el dolor crecerá.

Fin del romanticismo y la preocupación: Ocurre cuando al sentir demasiada seguridad respecto a la pareja, alguno de los dos deja de preocuparse, por ejemplo, del propio aspecto físico. Lo más grave es que los insultos, desprecios, abandonos y rechazos pueden ser parte de la dinámica de la relación, sin siquiera darse cuenta de lo que dicen o hacen. Es que se anestesian mutuamente.

Callejón sin salida: No tomar en cuenta las opiniones de la pareja, invalidarlo, no hablarle, no acercarme al verlo triste, no demostrarle expresiones de afecto, no decirle lo que gusta o sus virtudes, son episodios tan destructivos que cualquier momento positivo es anulado. La relación se define como hostil e imposible de continuar.

Crítica venenosa: A nadie le gusta escuchar algo "malo" de él/ella, algo que necesita cambiar, sobre todo si este mensaje es de la persona amada. La crítica de los seres queridos hace sonar la campana de alarma de supervivencia en nuestro cerebro, poniendo en marcha el profundo temor de que vamos a ser rechazados y abandonados. Lo más preocupante es que baja la autoestima y se dice que también el sistema inmune se debilita.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x