Pablo Casellas

Archivo

Culpable Pablo Casellas de mentir a agentes federales

El ahora convicto federal será sentenciado el próximo 11 de agosto

01 de mayo de 2014 07:01 pm

Por: Mariana Cobián / Para ÍNDICE

Pablo Casellas Toro fue encontrado culpable hoy por un jurado en el Tribunal Federal de emitir declaraciones falsas a agentes federales por un supuesto "carjacking" supuestamente ocurrido en el 2012.

El ahora convicto federal será sentenciado el próximo 11 de agosto.

Luego de que el jurado compuesto por ocho mujeres y cuatro hombres se retiró a deliberar a las 3:20 p.m., a las 6:50, poco más de tres horas después y luego de escuchar las instrucciones del juez federal Joseph R. Goodwin, de Virginia Occidental, alcanzaron el veredicto de culpabilidad.

El hijo del juez federal Salvador E. Casellas se enfrenta a hasta cinco años de cárcel por cada uno de los tres cargos que enfrenta por "a sabiendas y voluntariamente ofreció testimonio falso, fraudulento y ficticio" al alegar que fue víctima de un carjacking por parte de tres individuos, y que uno de estos supuestamente le disparó en el brazo derecho.

En febrero pasado, el excorredor de seguros fue sentenciado a 109 años de prisión por el asesinato de su esposa Carmen Paredes Cintrón, ocurrido el 14 de julio de 2012, en su residencia en la urbanización Tierralta III de Guaynabo.

Previo al veredicto, durante los informes finales, el fiscal federal Michael Gilfarb -quien llevó el caso junto con el fiscal Andy Camacho, ambos del distrito sur de Florida-, indicó que no tenía suficiente tiempo durante su turno para refutar la "desinformación" dada por la defensa, pero que su informe se bajó en que el FBI fue quien cometió el "carjacking" contra Casellas Toro o que plantaron evidencia.

Esto dado a que uno de los proyectiles encontrados, la defensa alega que fue disparado anteriormente contra una pared y colocado en la escena.

"El FBI disparó un proyectil contra una pared y lo puso en el carro. Si lo vas hacer, hazlo bien agente", dijo Gilfarb, dirigiéndose al agente que investigó el caso.

"A lo mejor vinieron extraterrestres y lo hicieron. Eso es posible", añadió Gilfarb, quien destacó que no hubo explicación por parte del acusado de cómo las armas que reportó robadas estaban en su hogar un mes más tarde.

"La verdad, como el aceite, siempre sale a flote", señaló el fiscal, quien criticó que la defensa se basó en la evidencia que no presentaron y no en la presentada en el caso.

Entretanto, en su informe final, el abogado del acusado, Francisco Rebollo Casalduc, había señalado lo que entendió eran deficiencias en la investigación de los agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), como no ocupar la camisa de su representado, quien recibió un disparo en el brazo derecho el día de los hechos, el 17 de junio de 2012 cuando iba de camino al Club Metropolitano de Tiro, en Toa Baja.

Ese día, Casellas Toro alegó que fue víctima de un robo de vehículo a mano armada por parte de tres individuos que dispararon su guagua Acura MDX negra, y uno de ellos lo obligó a moverse al lado del pasajero y a entregarle sus pertenencias. Cuando se quitaba el reloj y le entregaba su cartera, el sujeto le disparó, se rompió el cristal de la ventana y por ese roto salió el hoy acusado, huyendo y escondiéndose entre la maleza.

Reportó además que le habían robado dos armas, un rifle y una pistola, las cuales estaban en su residencia el 14 de julio de 2012, cuando fue asesinada su esposa Carmen Paredes Cintrón, por lo que fue encontrado culpable y sentenciado a 109 años de prisión.

Para justificar el por qué las armas que reportó como robadas el 17 de junio de 2012 fueron encontradas en su casa poco más de un mes después, Rebollo Casalduc recordó que la oficina donde guardaba las armas de fuego estaba desordenado.

"¿Cómo es que encuentran las dos armas en su casa? El reguero que había, así es que su mente trabaja. No embalde confundió cuáles fueron las armas que reportó robadas. Simplemente se confundió y no se dio cuenta para reportarlo", indicó Rebollo Casalduc.

El abogado apeló a los jurados, recordándoles que deben de encontrarlo culpable solamente si no tienen duda razonable.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x