En 2013 se incautaron un máximo histórico de  41.6 toneladas de marfil.

En 2013 se incautaron un máximo histórico de 41.6 toneladas de marfil. / SUMINISTRADA / WWF

Urge proteger a las especies

Su comercio ilegal es el cuarto delito más lucrativo

04 de marzo de 2014 12:00 am

NAIROBI (EFE) –La tasa de extinción de las especies protegidas es entre 100 y 1,000 veces superior a los niveles esperados de forma natural, alertó ayer el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El comercio ilegal de especies protegidas de fauna y flora genera cada año unos $19,000 millones, lo que lo convierte en el cuarto delito más lucrativo del mundo, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

La fuente de esos beneficios es la caza furtiva de elefantes, el robo de grandes simios y el transporte ilegal de madera, informó el PNUMA coincidiendo con la designación del 3 de marzo como Día Internacional de la Fauna y Flora.

Además de la amenaza que supone el deterioro del medio ambiente para especies como el oso polar, las ballenas o algunas aves migratorias, la ONU incidió en el perjuicio que ocasiona la caza ilegal y la situación de pobreza y explotación de algunas comunidades.

En algunos casos, el robo y abuso de los recursos naturales está vinculado a la pobreza y sería paliado potenciando el desarrollo sostenible y economías “verdes”.

El comercio ilegal de especies en extinción –el cuarto delito tras el narcotráfico, la falsificación y el tráfico de personas– afecta directamente a la paz y la seguridad internacional, aseguró el PNUMA en un comunicado.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x