MUCHO RUIDO En la ciudad

MUCHO RUIDO En la ciudad

Mucho ruido en la ciudad

Insoportable vivir en Nueva York por la contaminación acústica

20 de enero de 2014 05:00 am

Por: ÍNDICE | [email protected]

EL RUIDO que parecería totalmente normal en una ciudad tan grande y agitada como Nueva York, para muchos es una molestia, a tal punto que se ha convertido en una de las principales quejas de quienes viven allí.

Ni siquiera la implantación de multas por ruidos excesivos ha logrado reducir los decibeles en la Gran Manzana, que a diario registra en promedio 85 y a veces hasta 100.

Un reciente reportaje publicado por The Associated Press reseñó el malestar que existe por la contaminación acústica en esta ciudad, donde dominan las bocinas de los autos, el chirrido de las vías del tren y el estruendoso aterrizar de los aviones.

Pese a la distancia que media entre Puerto Rico y Nueva York, el problema no es ajeno a nuestra Isla. Si no, que lo diga algún residente del Viejo San Juan, escenario más reciente de una de las celebraciones más largas y concurridas de nuestra cultura: las Fiestas de la Calle San Sebastián.

Ruido se considera todo sonido excesivo e innecesario. La intensidad se mide en decibeles.

Por ejemplo, en zonas residenciales puede haber menos de 45 decibeles, mientras que en zonas comerciales bastante transitadas pueden registrarse entre 60 y 80.

Los científicos sostienen que el nivel de riesgo a la salud comienza en los 90 decibeles.

Una persona expuesta constantemente al ruido puede experimentar estrés, alta presión sanguínea, distracción, pérdida de sueño, pérdida de productividad y una considerable reducción de la calidad de vida.

Por ello, el exalcalde neoyorquino Michael Bloomberg implantó una serie de multas para mitigar el ruido que van desde $70 por ladridos de un perro hasta $350 por tocar bocina sin razón. Incluso, pueden llegar a $8,000, si en un club nocturno tocan la música a un volumen excesivo.

Pero aunque las medidas son bastante restrictivas, la ciudad, en general, nunca duerme, pero tampoco se calla, lo que hace cuesta arriba combatir la contaminación sonora.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x