Los Spurs  buscarán convertirse en el primer equipo visitante que se corona campeón en 35 años.

Los Spurs buscarán convertirse en el primer equipo visitante que se corona campeón en 35 años. / AFP

It's a champions game

Miami y San Antonio se enfrentarán en el séptimo y decisivo encuentro en la final del baloncesto en la NBA

20 de junio de 2013 05:00 am

Por: WILFREDO R. CUBERO JIMÉNEZ | [email protected]

LA HISTORIA dice que los grandes jugadores se han hecho en los grandes escenarios de su deporte.

Refiriéndonos al basketball y a los juegos de campeonato así lo hicieron Bill Russell, Magic Johnson, Larry Bird y Michael Jordan, entre otros.

En los deportes de equipo, la palabra séptimo juego tiene un gran significado y este puede ser el momento definitorio para franquicias, jugadores y megaestrellas.

El escenario de esta noche deja a los Spurs de San Antonio y al Heat de Miami con un solo juego de muerte súbita para decidir el campeonato de la NBA.

Que a nadie le extrañe que desde el silbato inicial ambos equipos choquen en cancha con el mismo contacto físico que todo el mundo pudo observar en los minutos finales del sexto juego. Ambos quintetos presentarán en cancha un juego duro y agresivo.

En un artículo publicado en el ÍNDICE del martes, señalamos que la clave de la victoria para ambos equipos sería la aportación de los jugadores de reparto.

En el sexto juego fue Ray Allen, quien se encargó de encestar un triple que envió el partido a tiempo extra. Además, no se puede pasar por alto la valiosa aportación de Mario Chalmers, quien encestó 20 puntos en los 43 minutos que estuvo en cancha.

De nuevo, ambos jugadores, junto con Mike Miller, podrían terminar siendo parte de la clave del éxito de Miami. De más está decir que el héroe silencioso de la victoria Chris Bosh es vital para el Heat y sus aspiraciones del back-to-back.

El coach Erik Spoelstra descansa en las actuaciones estelares de LeBron James y Dwyane Wade.

Por su parte, los Spurs de San Antonio tendrán mucho que probar. Primero, su capacidad de recuperación luego de tener el quinto campeonato de la franquicia en sus manos y dejarlo escapar.

La astucia que pueda tener el coach Gregg Popovich para convencer a sus pupilos de que pueden lograr sacar la victoria en Miami será crucial para ellos.

El Heat está inspirado y probó que puede ganar aún con sus espaldas contra la pared. De paso, de triunfar San Antonio, se convertiría en el primer equipo visitante en ganar un séptimo juego desde que Washington derrotó a Seattle en el 1978.

Tim Duncan deberá tener un juego magistral, Manu Ginobili tendrá que dejar atrás sus errores y Tony Parker deberá ser el capitán del barco. Por último, San Antonio necesitará consistencia de Gary Neal y Danny Green.

Que se preparen los fanáticos por que, al fin y al cabo, serán los ganadores después del banquete que ofrecerá hoy la NBA.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x