Miedo A engordar

Miedo A engordar / THINSKTOCK

Miedo a engordar

Renunciar al cigarrillo no significa que subirás de peso

21 de mayo de 2013 05:00 am

Por: GDA

Puede ser la primera excusa: “No dejaré de fumar porque engordaré”.

Sepa que no debe sentir temor si siente que al dejar el cigarrillo está subiendo de peso en las primeras semanas, pues esto no significa que vaya a seguir haciéndolo a ese ritmo para siempre.

Para evitar el hambre hay que fijar intérvalos regulares de tiempo entre las comidas. En lugar de tres, coma cinco veces al día en porciones pequeñas.

Para picar, tenga a mano frutas, verduras y quesos desgrasados. Reduzca el consumo de harinas y dulces. Nada de gaseosas; disminuya el alcohol por lo menos durante los primeros tres meses sin cigarrillo. Y haga ejercicio.

Entiende el proceso

A los siete segundos de ser absorbida por los pulmones, la nicotina, principal componente del cigarrillo, causa efectos en el sistema nervioso central y autónomo. Dependiendo de la cantidad consumida, es capaz de producir al mismo tiempo acción calmante y estimulante.

Pero los fumadores –que dicen experimentar placer, relajación e incluso mayor capacidad para concentrarse– tienden a ignorar que la nicotina y el humo también aumentan el movimiento intestinal y distorsionan, directamente, el gusto y el olfato; también desconocen que estos factores impactan su peso corporal.

Cuando una persona deja súbitamente de fumar, lo primero que experimenta es una ansiedad que puede traducirse en la necesidad exagerada de comer a toda hora. Eso luego se regula.

Pero lo mejor es que el cuerpo mejora su oxigenación, lo que le permite aprovechar mejor la energía y, por ende, su capacidad para almacenarla.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x