Caballo

Suministrada

Deambulan por la urbanización

Pareja de equinos hace de las suyas en Río Grande Estates

11 de marzo de 2016 04:23 pm

Por: BRENDA VÁZQUEZ COLÓN | [email protected]

Una yegua y su potro deambulan por las calles de la urbanización Río Grande Estates, lo que tiene descontentos a los vecinos, quienes se quejan de los desechos de los animales y las garrapatas que les transmiten a sus mascotas.

“Esos animales son de unos jóvenes que antes los tenían en una casita de madera en un solar que no era de ellos y la gente se quejó. Ya no tienen la casita y ahora los dejan deambulando sin agua ni comida, por lo que los caballos se la pasan virando los zafacones buscando qué comer”, explicó Samarie Alejandro, una de las residentes más afectadas ya que vive frente al solar donde se pasean los equinos.

La falta de cuidado de los animales, que sufren de malnutrición, es evidente y la excreta que dejan por todas partes afecta la salud de los residentes, quienes tienen que limpiar constantemente las aceras y lidiar con el desagradable olor.

SI TE INTERESA: WOW! ¡Qué clase de caballo!

"Aquí hay niños con asma y el mal olor de los caballos que están llenos de garrapatas los afecta. Además esos animales dan pena aguantando agua, sol y sereno para que luego se les trepen encima”, opinó la mujer, madre de un niña de nueve años.

Algunos de los residentes de la urbanización, que está ubicada fuera del área rural del municipio, han tratado de buscar algún remedio para esta situación, pero las gestiones han sido infructuosas y siguen pidiéndoles ayuda a las agencias pertinentes.

“Se les ha hablado a estos jóvenes, pero les gusta desafiar a la autoridad y siguen haciendo lo mismo. Hemos llamado al cuartel más cercano pidiendo ayuda, pero nunca llega ninguna patrulla. Ni siquiera vienen a orientarlos”, aseguró.

Por su parte, la agente Yazmín Ayala, adscrita al cuartel municipal, confirmó las quejas de los vecinos, pero aseguró que los animales están en buen estado.

“Nos han llamado pero cuando vamos vemos los caballos amarrados en el parque y se ven bien cuidados. Yo nunca los he visto realengos caminando por las casas. Ese parque está en desuso y los caballos les hacen un favor a los residentes porque se comen el pasto, lo mantienen bajito”, apuntó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x