Ángel “Bori” González

Ángel “Bori” González dijo que controlará para evitar grandes facturas. / Para ÍNDICE HORIZONTE / Alvin J. Báez

Tendrán que pagar a la AAA

Río Grande y Loíza buscan solución

08 de octubre de 2015 05:00 am

Por: Brenda A. Vázquez Colón | [email protected]

Los municipios de Loíza y Río Grande están en la lista de deudores de la Autoridad de Acueductos Alcantarillados (AAA), pero lograron acuerdos de pagos para evitar la desconexión de agua potable en las instalaciones que les brindan servicios a las comunidades.

Esta situación, según Eddie Manso, alcalde de Loíza, es un reflejo de la difícil situación económica por la que atraviesan muchos pueblos de la Isla.

“Esto deja de manifiesto los problemas que tenemos los municipios para cumplir con nuestras responsabilidades, pagándole un mes a unos y luego a otros”, confesó Manso.

La deuda del Municipio de Loíza ascendía a $397,547, pero se ajustó a $348,399, luego que se adjudicara el monto de una deuda de la AAA con el municipio de $49,148 por pagos de arbitrios y patentes que el contratista de dos proyectos nunca pagó. El restante de la deuda se hará en pagos de $14,516 hasta agosto de 2017.

“Establecimos un plan de pago de 24 meses. Este dinero lo deducirán directamente de la cantidad que nos corresponde del Centro de Recaudaciones de Impuestos Municipales (CRIM) por concepto de propiedades. Así no correremos el riesgo de incumplir con el pago a la AAA”, abundó el ejecutivo loiceño.

Por su parte, el alcalde de Río Grande, Ángel “Bori” González, alegó que la deuda que ronda los $600,000, se debe a averías en la infraestructura del pueblo que han ocasionado la pérdida de agua.

“Llevamos años reclamando fallas en el servicio y se han ido haciendo pagos parciales. Hemos tenido problemas en algunas edificaciones que han creado un aumento en la mensualidad de la factura”, dijo González.

Las estructuras como centros comunales, canchas, plaza del mercado, plaza pública y terminal de guaguas, se están inspeccionando para corregir las deficiencias.

“Se están evaluando para identificar los escapes por los que se ha sobrefacturado por la cantidad de agua perdida. Las estructuras se están certificando por plomeros y se está trabajando un acuerdo con la AAA para continuar con los pagos”, aseguró González.

El alcalde también adelantó que se están instalando contadores prepagados en algunas instalaciones públicas para poder tener control del agua que se utiliza.

“Se estima el consumo mensual en lugares como canchas para asignarle una cantidad de dinero a los contadores. Si se llega a la cantidad asignada se interrumpe el servicio, pero se puede depositar más dinero. Es para tener control en las comunidades”, explicó González.

Presiona aquí para visitar la portada de Horizonte.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x