Carlos Delgado Altieri, alcalde de Isabela, utiliza las ganancias municipales  para autofinanciar nuevos proyectos en la ciudad costera y de esa forma mantiene saludable el presupuesto.

Carlos Delgado Altieri, alcalde de Isabela. / Archivo

Supervisa y fiscaliza

El municipio de Isabela goza de un superávit de más de $25 millones

26 de noviembre de 2015 05:00 am

Por: Sigfredo Rivera Cruz | [email protected]

Con un superávit que alcanza los $26.5 millones, el alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, declaró que el éxito económico de su municipio responde principalmente a las medidas de supervisión y fiscalización implementadas bajo su administración.

Asimimos, adjudicó la grave condición económica del País al “batatal político”.

“Nosotros en Isabela montamos toda una Oficina de Rentas Internas. Allí se hacen cobros e investigaciones que se monitorean en la calle. Todo para reclamar el dinero del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM), las recaudaciones por patentes municipales y el ingreso por arbitrios de construcción, son las tres principales fuentes de ingresos en cada municipio. La clave para nosotros es mantener una fiscalización bien agresiva”, destacó Delgado Altieri en entrevista con ÍNDICE EL NORTE.

El ejecutivo municipal indicó que desde su llegada a la alcaldía, se estableció la política de construir presupuestos anuales conservadores que dejan margen para la ganancia para la ciudad. El alcalde dijo que, aunque la operación del Gobierno Central es más compleja que la de cualquier municipio, la ausencia de vigilancia en las gestiones administrativas es responsable del estado actual de las finanzas del País.

“Con el Gobierno Central, la gerencia administrativa no funciona por el batatal político y por la falta de interés. La carencia de supervisión es lo que hace que el gobierno no sea efectivo. Si vamos al Departamento de Hacienda por ejemplo, ¿cuántas personas tienen en la calle haciendo investigaciones? Tal vez 50 personas para los cientos de miles de negocios en la Isla y eso es absurdo”, señaló Delgado Altieri.

Después de apuntar hacia la fiscalización como una de las medidas que debería implementar el Estado para fortalecer sus finanzas, el alcalde de Isabela aseguró que utiliza el superávit de $26.5 millones para autofinanciar los proyectos pendientes en su municipio.

“En este tiempo de crisis, que casi no hay dinero para el financiamiento, utilizamos esas ganancias para autofinanciar los proyectos y luego lo devolvemos con el efecto de incrementar aún más el superávit. Eso ha pasado año tras año”, explicó el alcalde.

“En la manera en que se puede articular mejor una administración, tienes economías en muchas áreas, especialmente en las operacionales. Esas requieren mucho control de inventario, mucho control en términos de los gastos para mejor infraestructura, porque fácilmente se puede ir la mano en los gastos. Obviamente hay que mantener una contabilidad sistematizada, que ayude a mantener controles del flujo de efectivo y de los gastos. Eso es lo que estamos haciendo en el municipio”, agregó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x