El alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri.

El alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri. / Archivo

Alerta ante el cierre

Alcaldes preocupados por empleados

12 de noviembre de 2015 07:33 pm

Por: Sigfredo Rivera Cruz | [email protected]

Ante la  incertidumbre en el país sobre si el Gobierno podrá cumplir en los próximos meses con el mantenimiento de los servicios públicos, el pago de la deuda y de la nómina a los empleados, los alcaldes de Quebradillas e Isabela coincidieron en que los trabajadores municipales podrían ser el primer eslabón afectado en la cadena.

“El cierre del Gobierno puede significar una reducción en las aportaciones que hace el Estado por ley a los municipios. Si no tenemos ese dinero, posiblemente hay que reducir la jornada de trabajo a los empleados”, confesó Heriberto Vélez Vélez, alcalde de Quebradillas.

Según el primer ejecutivo de la Ciudad Pirata, los fondos que reciben las municipalidades del Gobierno a través del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM), forman una parte indispensable en el desempeño normal de las funciones administrativas en las ciudades.

“Un escenario de dificultad económica para el Estado no deja de impactar a los municipios. Es dinero que no va a circular, compras que no van a llegar y el comercio también se va a afectar. Igual se afectan las patentes, contribuciones y arbitrios de propiedad”, declaró, por su parte, el alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, en entrevista con ÍNDICE EL NORTE.

El secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, expresó recientemente que el Gobierno cuenta con los recursos para emitir el pago nominal hasta el 15 de noviembre, sin la certeza de poder cumplir con el mismo desembolso salarial para el final del mes.

“La realidad es que va a afectar. Incluso a los municipios que por ahora presentamos un escenario económico saludable, sobretodo, porque no sabemos cuánto va a durar. Tenemos unas economías y vamos a tener que gastarlas por una cantidad de tiempo todavía indeterminada”, mencionó el primer ejecutivo quebradillano,  quien aseguró contar con un superávit de $5 millones.

Ambos alcaldes aseguraron que la preocupación mayor recae sobre los servicios que a diario prestan los municipios a sus residentes.

De acuerdo con Vélez Vélez, “en última instancia tendríamos que suspender servicios, pero claro, luego de agotar todos los recursos con los que contamos. Quebradillas puede sobrevivir algunos meses sin esa aportación pero estoy consciente de que no será igual en otros municipios”, apuntó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x