Intimidad emocional

Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

Love Seat: Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

17 de septiembre de 2016 12:00 pm

[email protected]

¿Quieres una relación de pareja sólida? La intimidad emocional no debe de faltar

Pareja enamorada

Shutterstock

Me encontraba preparando mis maletas para salir rumbo a mi próximo hospedaje cuando el timbre sonó. Bajé las escaleras, abrí la puerta y saludé a una joven. Ella empezó a hablarme en alemán, luego en inglés hasta que nos dimos cuenta que ambas éramos de habla hispana. Fue como un: “Ay bendito si tú hablas español y yo aquí enredándome”.

Entre cosa y cosa, nos pusimos a platicar y me contó que se estaría quedando esa noche en el apartamento de mi amiga debido a que recientemente había terminado la relación con su novio, con el que llevaba un año de convivencia. Ella se encontraba muy ansiosa por la ruptura, y sobretodo, confundida. No sabía si hablar con él y considerar resolver la situación o simplemente concluir la relación. En ese momento, pensé que tanto el amor como los conflictos de pareja son una de esas cosas universales que no conoce de fronteras.

Cuando dos seres se conectan

Ampliar

Shutterstock

Así como la historia de ella, hay muchas más historias de amor que detonan una gama amplia de emociones intensas. Entre ellas, la vulnerabilidad se destaca por ser una bastante particular. Por un lado, mostrarse vulnerables es indispensable para poder crear conexión emocional. Es en esa vulnerabilidad que decidimos revelar nuestros secretos más guardados. Esas fallas, vergüenzas y miedos que no nos atrevemos revelar fácilmente porque no queremos que nos perciban inseguros o débiles.

Irónicamente, es precisamente la revelación de esa área oculta de nuestra vida la que nos acerca más a esa persona elegida. A medida que nos vamos acercando a ese otro, vamos revelando poco a poco y sutilmente áreas privadas de nuestra persona. En otras palabras, nuestro verdadero yo.

En ese proceso, vamos tanteando y probando hasta que se va construyendo la confianza. Unos con mayor cautela que otros, pero al final terminamos mostrándonos tal y como somos. Nos convertimos en cómplices, y consejeros.

A medida que continua ese intercambio de emociones, la conexión se va fortaleciendo cada vez más y más, hasta que logramos acercarnos, dando paso a lo que conocemos como intimidad emocional.

Sin intimidad no hay relación

Ampliar

Shutterstock

La intimidad emocional no es el único lazo que une a dos personas. El compartir de experiencias divertidas al aire libre; conversaciones interesantes y entretenidas; actividades sociales; y el disfrute de la sexualidad son también lazos que forman parte de esa conexión que acerca a dos personas. Sin embargo, mi atención en esta ocasión se dirigirá a lo que es la intimidad emocional, la que para mi entender es una de las más principales para poder construir de formar sólida una relación de pareja. 

Intimidad emocional: aceptación

Ampliar

Shutterstock

La magia de la intimidad emocional radica en la aceptación. Lograr encontrar a alguien que te siga mirando con ojos de admiración y amor luego de conocer ese lado oculto de nosotros nos hace sentir aceptados, lo que lleva a sentirnos amados. Tal aceptación nos permite “florecer” en la relación, permitiéndonos que nos sintamos libres tanto para dar como para recibir diferentes expresiones de amor. Una vez logramos adquirir y experimentar esa aceptación, no queremos perderla ya que se convierte en algo esencial e indispensable en nuestra vida. Es por esto que la amenaza de la perdida de tal conexión llega a desestabilizarnos emocionalmente. Es aquí lo difícil de las rupturas. 

¿Cómo construir la intimidad emocional? 

La intimidad emocional es un regalo. No debe dársele a cualquiera ya que nos vuelve vulnerable ante ese otro. Por tal razón, es importante elegir lo mejor que podamos a la persona a la que le daremos ese regalo. Así que, una vez elegimos a esa persona con la que queremos tener una relación, abrir paso a la intimidad emocional es un requisito esencial para una relación profunda y duradera. 

Comunicación

Ampliar

Shutterstock

La comunicación es uno de los vehículos principales para lograr intimar emocionalmente. A través de ella la pareja logra revelarle su interior. Revela sus creencias, sueños, intereses, valores, expectativas entre otros aspectos importantes de su persona. En ese revelar, surgen el compartir de emociones específicas como lo son las frustraciones, los miedos, las inseguridades, y la vergüenza. 

Dentro de ese proceso de comunicación, es indispensable que prestemos oído a lo que el otro nos tiene que contar de forma empática, recordando que la meta es entender para luego lograr conectar.

Ambiente agradable

Provocar encuentros para intimar emocionalmente en lugares que inspiren a hablar y a relajarse es un factor esencial. Buscar entablar conversaciones sin la interrupción de terceros es sumamente importante para que ambos sientan que tienen la atención del otro. Ambientes naturales, cafés, parques, y/o restaurantes son algunos ejemplos de lugares que motivan al dialogo y a la intimidad. 

Apertura y flexibilidad

Ampliar

Shutterstock

Durante esa intimidad, es importante que mantengamos una actitud reflexiva, de apertura y de comprensión. Lograr clarificar, resumir y reflexionar sobre lo que el otro dice ayuda a continuar fomentando la revelación en el otro. No asumir una actitud de juicio sino más bien de querer entender, ayuda a que el otro se sienta comprendido, bienvenido, y relajado.

A su vez, es importante darnos la oportunidad de procesar las emociones que se experimentan a raíz de la revelación para así darle paso a la razón y a la empatía, con el propósito de no actuar de forma impulsiva y juiciosa. Si este elemento no se da, será difícil que el otro sienta la confianza necesaria para abrirse.

Proteger y cultivar la intimidad emocional

Ya sea que estemos en una relación de pareja o en una relación matrimonial, la intimidad emocional no debe de faltar. Si no la cultivamos día a día y sino no la protegemos del afán diario y de nuestras propias emociones mal manejadas, ponemos en riesgo nuestra relación. De modo que, trabajemos día a día para proteger y cultivar ese lazo emocional que nos acerca a la persona a la que decidimos amar. 

Dra. Libna Sanjurjo. La autora es psicóloga clínica con práctica privada en Hato Rey. [email protected]   

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x