Cómo obtener un préstamo con cero interés para tu negocio

Katherine Cepeda

Tira Pa'lante: Katherine Cepeda

30 de junio de 2016 05:48 pm

[email protected]

Te explico cómo puedes ser parte de esta nueva cultura financiera solidaria

Katherine Cepeda junto con Denisse Rodríguez Colón

Katherine Cepeda junto con Denisse Rodríguez Colón / Suministrada / Enrique Oropeza Loubriel

Podrías pensar que la única forma de hacer un préstamo de $10,000 o menos en Puerto Rico es embrollándote con casi el doble de la suma que estás pidiendo prestá’ en intereses. Te prestan $10,000 y en varios años te cobran $15,000 ($5,000 por encima de lo que tomaste prestao’ o más).

Con KIVA la cosa es distinta. Puedes hacer un préstamo de $10,000 y solo pagar esos $10,000 en un periodo razonable de tres años, por darte un ejemplo. Esto solo es posible si estás tirando pa’ lante con una pequeña empresa.

Chequéate cómo puedes ser prestamista o beneficiario de esta nueva cultura financiera solidaria

KIVA es una plataforma de préstamos solidarios internacional que cuenta con 1.5 millones de prestamistas que cada dos minutos están dejando su dinero en la solicitud de préstamo de algún emprendedor o emprendedora. Este grupo de gente le ha prestado ya a 2.1 millones de emprendedores y emprendedoras, de los cuales el 81% han sido mujeres.

KIVA facilita el recogido y pago de micropréstamos a través de todo el mundo. Aunque su estructura es similar a la de una página de recaudación de donaciones, en este caso tú te comprometes a devolver la totalidad del dinero que recaudes.

Para solicitar un préstamo

No requieres de crédito ni de codeudores. Tampoco hace falta un papeleo intenso que justifique tu petición. Solo necesitas ponerte en contacto con una de las tres voluntarias de KIVA en Puerto Rico para que te asistan en el proceso de hacer un perfil de préstamo. Luego de eso, lo demás es un “guame”. KIVA opera por internet de la siguiente manera:

#1. Creas un perfil describiéndote, describiendo tu pequeña empresa y diciendo para qué necesitas el dinero.

#2. Buscas a alguien que ya haya tomado un préstamo en KIVA que pueda decir que eres tremendo ser humano y que tu proyecto tiene potencial para repagar el préstamo pedido (trustee). Esa persona NO tiene responsabilidad de pago si no pagaras.

#3. Al hacer ese perfil, KIVA te da un periodo de 15 días (fase privada) para conseguir tus primeros prestamistas antes de hacer su solicitud visible a los 1.5 millones de prestamistas activos en la plataforma.

#4. Luego de que tu solicitud se hace pública, tienes 45 días en total para que los prestamistas de KIVA y su gente te presten lo que necesitas (fase pública).

#5. Recibes el dinero.

#6. Comienza a repagar ese dinero el próximo mes de manera mensual hasta que saldes el préstamo.

Oportunidad financiera pa’ to el mundo

Denisse Rodríguez Colón, quien hizo el hermoso trabajo de traer KIVA a Puerto Rico para 2014, le llama a este sistema “justicia social e inclusión financiera”. Entre nosotros y nosotras, los de abajo, nos prestamos sin pedir nada a cambio para hacer posible proyectos que de otro modo no serían posibles. Mientras más chavos tiene la gente, más critican esto. Ellos que dicen: “¿pa’ que  yo voy a prestar sin tener un interés de retorno?” ¡Como si fuera caridad! Sería caridad si fuese una donación, pero las personas de dinero, muchas veces, no lo entienden así. Los prestamistas de KIVA, en su mayoría, son gente que no tiene mucho dinero, nos dice Denisse.

Ampliar

Katherine Cepeda junto con Denisse Rodríguez Colón

Suministrada / Enrique Oropeza Loubriel

Este tipo de cultura solidaria, en los tiempos de crisis que vive Puerto Rico, es fundamental. Este tipo de plataformas le da a los emprendedores que no tienen capital, porque no vienen de una familia con capital, “esa oportunidad que se supone que todos tengan, pero que no todos tienen como debería ser” en palabras de Denisse.

Cómo te haces prestamista de KIVA

El proceso de prestarle a alguien por medio de KIVA es mucho más fácil que el proceso de pedir un préstamo. Abres una cuenta en la plataforma, ves las historias de la gente que anda solicitando préstamos y puedes poner desde $25 en el perfil que más te convenza. Una vez esa persona pague, recibes tu dinero de vuelta.

“Hay mucha gente que no tiene cuenta de banco, tarjeta de crédito y menos PayPal. Yo veo esto como una manera de que más personas le pierdan un poco el miedo a estar activos en un sistema financiero que no es solo cash”, dice Denisse. Aunque no lo creas, tener una cuentita de banco por ahí puede ayudarte a pedir préstamos como este o puede ayudarte a apoyar a gente que esté solicitando estos préstamos. 

Al preguntarle a la chica responsable de que en Puerto Rico haya voluntarias de KIVA, y más que eso, responsable de que haya 25 emprendedores y emprendedoras financiados solidariamente por esta plataforma qué le diría a esa gente que le tiene miedo a prestar su dinero, ella me dijo:

“La mejor manera de sentirse que uno es parte del éxito de alguien es esta. Las personas de Puerto Rico que te prestaron a ti, cada vez que te coman una empanada, van a decir: ‘ese local nuevo de Katherine existe porque yo puse mi granito de arena ahí’”.

Nada más hermoso que eso.

El 97% de los préstamos que se hacen por medio de esta plataforma se pagan en su totalidad. Esto es así porque nadie con dos dedos de frente quiere quedar mal con una comunidad de cientos de personas que han puesto dinero en un proyecto que conocen a detalle. Eso es una seguridad para el que presta que nadie puede quitar.

KIVA es una palabra en Suajili que significa UNIDAD.

Mi experiencia con KIVA

Hace una semana finalicé el recogido de mi préstamo. Denisse fue mi “trustee”, y Ana María la persona que me guió en el proceso de hacer el perfil de solicitud. Estoy usando el dinero para ampliar mi espacio de producción. Aunque tengo 25 años y no tengo crédito, un total de 192 personas a través de todo el mundo me prestaron los $10,000 que necesitaba. Ahora, yo pagaré en tres años esa suma con cero dólares de interés. Completé mi fase privada en menos de 12 horas y completé mi préstamo en ocho días. Esta plataforma funciona.

Ampliar

Katherine Cepeda, junto con Damián, otro emprendedor que también ha tomado préstamos con KIVA, y Denisse Rodríguez Colón

Suministrada / Enrique Oropeza Loubriel

Si quieres hacerte voluntario o quieres hacer un préstamo…

Comunícate con Ana María Cintrón, voluntaria de KIVA en Puerto Rico.

Escríbele a [email protected] o llámala al 787 458-5936.

Hasta la próxima columna de Tira Pa’lante, en la que te daré más herramientas para que puedas continuar creando tu pequeño negocio en Puerto Rico. 

Katherine Cepeda es propietaria del negocio de empanada Cómesela a La Negra. Además, ofrece consejos y talleres para el desarrollo de microempresas. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x