¡Es solo un bajón!

Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

Love Seat: Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

14 de mayo de 2016 07:00 pm

[email protected]

Tres decisiones a tomar cuando te sientes desanimado en tu relación

Bajón

Shutterstock

Faltaban 15 minutos para las seis cuando se acercó a mi mesa mi amiga Lysa. Dejé a un lado el libro que estaba leyendo; coloqué mi taza de café sobre la mesa y comencé a hablar con ella. Iniciamos la conversación y entre cosa y cosa me contó del conflicto reciente que había tenido con su pareja de ya casi dos años. Me expresaba las emociones que sentía junto con el pensamiento de terminar la relación. En ese momento, la miré a los ojos, le sonreí y le dije: “Tranquila Lysa. Es solo un bajón.”

¿Cuántas veces has pensado dejarlo/a? Tres, cuatro,... Pueden llegar a ser varias las ocasiones en la que hemos querido terminar una relación de pareja y/o matrimonial luego de un conflicto. Las emociones de frustración, tristeza, coraje y/o ansiedad nos pintan en la cabeza esa idea, en ocasiones insistente, de terminar la relación, y de no seguir intentándolo. A eso yo le llamo bajones. 

¿Qué es un bajón?

Un bajón puede surgir después de un conflicto en donde una de las partes termina sintiéndose no amado o herido por el otro. Ese sentimiento provoca que te cuestione si vale la pena o no continuar con la relación. Es un tipo de amenaza a tú “yo” que obstruye la empatía y el pensamiento racional. Es ahí donde surge el miedo a sufrir provocando que queramos huir, ya sea evitando al otro, o terminando la relación.

¿Qué debemos hacer entonces ante un bajón?

Hay varias decisiones que podríamos tomar al momento de lidiar con un bajón en la relación.

#1. Decido frenar mi respuesta emocional inmediata

Intentar manipular, controlar, amenazar o faltarle el respeto al otro es parte de esa respuesta emocional inmediata. Todas estas acciones laceran significativamente la relación y a la pareja. Por tal razón, frenarlas sería la mejor opción.

Es recomendable no comunicarse con el otro de forma inmediata hasta que no pongas en orden tus pensamientos y manejes tus emociones. Cuando esto ocurra, puedes dejarle saber que necesitas pensar, y que pronto retomarás la comunicación.

Hacer algún tipo de actividad al aire libre como caminar, ir al gimnasio, entre otras, te permite botar la energía emocional, de tal forma que puedas comenzar a pensar con claridad, mientras vas evaluando lo que realmente te afectó, con el fin de poder eventualmente comunicarlo efectivamente. Esto también ayuda a ir dejando espacio para comenzar a considerar el punto de vista del otro, lo cual permite tener una aproximación más saludable ante el conflicto.     

#2. Decido manejar mis emociones

Tomarse tiempo para identificar y expresar las emociones es esencial. Este proceso se puede realizar utilizando la escritura, el dibujo y/o hablando con alguien de confianza y sabio. 

Las emociones se pueden ver como indicadores de que algo está alterando tu persona, y por consiguiente, la estabilidad de la relación. No hay que tenerles miedo ni tampoco hay que evitarlas, sino más bien, verlas como aliadas, más no como dictadoras de tu conducta o actitud. Éstas pueden dar muy buena información sobre lo que está ocurriendo en tu interior, preparando de ese modo el camino para la comunicación y resolución del conflicto.                                                   

#3 Decido invitarte a dialogar  

Una vez tienes información que te permite entender tu experiencia emocional interna, invita a tu pareja a dialogar sobre el tema que te afectó. Déjale saber que tu propósito con la comunicación es lograr brindarle la información que el necesita para poder entenderte y resolver sus diferencias; y que estás dispuesta a escucharlo/a y a entender también su propia experiencia emocional. 

Así que, la próxima vez que te den ganas de salir huyendo o decirle a tu amor “hasta aquí llegamos”, considera el darte la oportunidad de tomar estas tres decisiones. De esa forma, podrás asegúrate primero que lo que te esté ocurriendo sea tan solo un bajón. Así evitarías rupturas y dolor innecesario, acercándote de este modo a lo que sería la resolución del conflicto que de paso a continuar disfrutando de tu relación de pareja. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x