Conservar el verdor es tarea de todos

Johan Serrano

Punto de orden: Johan Serrano

09 de febrero de 2015 06:47 am

[email protected]

Instan a cuidar y conservar el ambiente

La Ley de Bosques considera ilegal dañar de alguna forma la vegetación.

La Ley de Bosques considera ilegal dañar de alguna forma la vegetación. / ARCHIVO

BUENO, SE acabó el pan de piquito. Ya pasaron las Navidades, las Octavitas y la Candelaria. Ahora hay que ejercitarse.

Puerto Rico nos ofrece espacios de todo tipo para ejercitarnos. Pero más allá de ejercitarnos también podemos aprovechar para educarnos y conocer un poco más de nuestra Isla.

Verde que te quiero Verde. La Ley de Bosques de Puerto Rico declara nuestra política pública forestal.

Los bosques son un recurso natural por su capacidad para conservar y restaurar el balance del medio ambiente. Y no solo conservan el suelo, el agua, la flora y la fauna sino que, además, proveen un ambiente sano para la recreación al aire libre.

Esta ley nos llama a conservar y proteger los mismos para nuestro disfrute y como legado para las generaciones futuras.

No hay que ir lejos para disfrutar de nuestros espacios forestales. El Jardín Botánico de la Universidad de Puerto Rico cuenta con más de 30,000 plantas, lagos, cascadas, veredas, esculturas, especies nativas y en peligro de extinción y está ubicado a pasos de la carretera PR-1 de Río Piedras a Caguas.

Este centro educativo provee para la investigación científica y encuentro sociocultural. Es un laboratorio para el estudio de plantas tropicales y especies de aves que lo habitan. Es también un área de recreación para sus visitantes.

Sus predios, abarcan unas 289 cuerdas de terreno y provee al público conocimiento sobre temas relacionados con la flora nativa e información sobre temas ecológicos para la preparación de proyectos escolares.

La Ley de Bosques considera actos ilegales el cortar, matar, destruir, capar, arrancar o de otro modo dañar o deteriorar cualquier árbol, producto forestal o vegetación y asimismo, destruir, alterar, remover o dañar cualquier otra propiedad del Estado.

Tampoco está permitido quemar o causar el incendio de cualquier estructura, madera, breñal o yerba. Y sobre todo, lo que algunos aún no aprenden, arrojar, colocar o depositar desperdicios sólidos o líquidos en los bosques estatales fuera de los recipientes designados para ello.

Por supuesto que incurrir en cualquier práctica ilegal conlleva multas. Vamos, íNspirate e inicia esta año ejercitándote y aprendiendo de los recursos que ofrece nuestra Isla.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x